¿SE PUEDEN UBICAR PERSONAS, OBJETOS Y LUGARES EN EL ASTRAL?

Si se puede ubicar objetos, lugares y personas en el astral pero es muy difícil. Lo que ocurre es que el astral es un mundo ideo plástico, quiere decir que se modela con la mente, con las ideas y con los sentimientos. A diferencia del mundo tridimensional donde ocurre lo mismo, pero muy lentamente que casi ni se nota y toma muchas veces años para darse cuenta de  que uno está creando el mundo vive, en el astral, las cosas son inmediatas. 


Cuando uno tiene un sueño común y de pronto se encuentra en un lugar específico, muchas veces ocurre que de pronto aparecemos en otro lugar, esto es normal y ocurre porque a cada instante estamos modelando el astral de acuerdo nuestros condicionamientos psicológicos. Este condicionamiento psicológico continúa aún cuando hayamos aprendido a desdoblarnos o viajar astralmente.



Cuando uno esta en el astral conscientemente, es decir, sabiendo que el cuerpo físico esta durmiendo y que uno está en algún “sitio” con su cuerpo astral se da el fenómeno que el ambiente a nuestro alrededor cambia literalmente frente a nuestros ojos. Estas experiencias son embriagantes y como resultado de eso generalmente perdemos la conciencia y terminamos en sueño común. Esto se da, debido a que diferentes estados emocionales y mentales nuestros, influencian en el ambiente cambiándolo repentinamente. Las personas que ya se desdoblan o viajan astralmente pueden hacer el siguiente experimento: Una vez en el astral imaginar estar en algún lugar específico, si lo hacen bien sencillamente aparecieran en ese lugar, pero ¿Será ese lugar realmente? Con mucha frecuencia no, ese lugar ha sido creado por nuestra mente, no es la parte astral de un lugar del mundo físico. 


Sucede de igual manera con los objetos. Uno crea objetos allí, son objetos de energía mental. Cuando queremos tener un nuevo coche  y nos imaginamos, soñamos con el, ese coche ya ha sido creado en planos mentales y astrales, luego si uno continúa con el deseo de tener el coche, sencillamente este se materializa en el mundo tridimensional. Este proceso ocurre con cada cosa que queremos, y que no queremos y para que se materialice en el mundo físico sencillamente se dan las condiciones para tener el dinero para adquirir el coche por ejemplo (En este fenómeno se basa la famosa Ley de Atracción).


Con los objetos podemos hacer la misma práctica en el astral. Una vez desdoblados o viajando astralmente, querer, desear tener algún objeto en particular, imaginarlo con mucha concentración, y veremos literalmente cómo es que se forma frente nuestros ojos o en nuestras manos ¿Este es un objeto real? En términos de energía mental si, pero, ¿Es la representación astral de un objeto que existe en el plano físico? Pues no. Este objeto que hemos creado en el astral es, en todo caso, posible que tome forma en el mundo tridimensional según el proceso de creación.


Lo mismo es con las personas. Creamos personas en el astral de acuerdo a nuestros condicionamientos emocionales y mentales. Generalmente creamos a personas a quienes estamos apegadas, (parejas sentimentales, familiares, personas que nos estimulan sexualmente, personas que odiamos, tememos, etc.) Estas creaciones son copias mentales de esas personas, con ellas soñamos, y con ellas muchas veces interrelacionamos en los sueños ¿Son estas personas reales? No, son como muñecos.
A todo esto hay que añadir que el astral es un mundo con infinitos sectores (vamos a decirle así) En cada desdoblamiento vamos a uno de esos sectores y muchas veces inconscientemente vamos cambiando de sector. Es un laberinto de 5 dimensiones. Así que con todo esto, es muy complicado encontrar un lugar, un objeto o a una persona en particular.


Estando así las cosas, es muy difícil estar en un lugar específico realmente en el astral, así como ver, ubicar un objeto, y aún más difícil, ubicar y encontrar a alguna persona. Esta dificultad nace de nosotros porque somos nosotros los que causamos tanta subjetividad en el astral ¿Qué parte de nosotros causa esta subjetividad? El ego, los defectos, los pecados, los valores positivos y negativos que tenemos. Mientras ellos estén con nosotros, sencillamente, el astral será un mundo falso aún cuando estemos conscientes allá.


Perder la forma humana, acabar con su mundo de creencias es el camino. Suena duro, pero es así. Si queremos ir a lugares verdaderos, encontrar objetos que no sean creaciones mentales, contactarnos con personas reales, acceder a otras dimensiones, experimentar otras inteligencias, no hay otro camino. 


Estamos en el reino humano justamente porque somos humanos, actuamos, sentimos, pensamos, como humanos; si seguimos así, nos quedaremos aquí una vez más. Volver a las estrellas, volver a casa implica dejar este mundo emocional, mentalmente, y finalmente físicamente.  

 ivn
aprendizxdexmago@gmail.com
Publicar un comentario
Comparte este Blog Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus
author
Ivan Guevara
Autor del blog Aprendiz de Mago y La Otra Realidad Conversaciones con Elam.