LA COMPRENSION

¿Qué es la comprensión? Según la definición formal, comprender es: entender, ser capaz de conocer una cosa. Pero para que los que nos desdoblamos y estamos buscando verdades universales, comprender implica una serie de elementos muy definidos y otros no.

La comprensión de un explorador astral, es la capacidad de poder percibir de una manera global, holística, cualquier cosa, la vida. Pero el término holístico es variable para cada ser humano.

Para algunos la totalidad puede ser una cosa, para otros, otra. Para algunos, holísticamente, un fenómeno, puede abarcar hasta algún punto, para otros será otro punto. Cada ser humano tiene un límite cuando se trata de percibir cualquier fenómeno. No es casualidad que alguna vez nos hayamos dicho “¡cómo no se me ocurrió a mí!” o “¡cómo no pude ver eso!”

La capacidad de percibir holísticamente algo, es como el sentido de la vista. Unos verán más lejos, y otros, verán lo que está muy cerca, y no basta decir simplemente que todo está relacionado.



En general, la comprensión está relacionada con la capacidad de percepción del mundo que tenemos. Comprender el mundo no es solo percibirlo a través de los órganos de los sentidos, sino que, es saber leer los códigos que van implícitos en cada acto de los seres humanos.

Mucho de la comprensión es el resultado de darnos cuenta de que este mundo es solo apariencia. Cuando no sabíamos eso, vivíamos en las nubes y cometíamos muchos errores.

La comprensión es como una linterna. Al principio, es una pequeña, con una sola batería y un foco muy pequeño. Cuando vamos despertando, madurando, es como si la linterna creciera, y ahora ya tiene dos o más baterías, un foco más potente, y claro, naturalmente, podemos iluminar la oscuridad mejor y más lejos. Luego, con el tiempo, a esa linterna le podemos añadir una luz ultravioleta para observar otros fenómenos, y luego una luz infrarroja para poder ver en la oscuridad. Finalmente, nuestra linterna puede tener todos los filtros de luz que tienen los telescopios astronómicos los que son capaces de poder “ver” muchas frecuencias de luz del universo. Así es como la comprensión se amplía debido a que ya no solo percibimos el mundo con nuestros cinco sentidos.

La comprensión, de ser muy simple, se va sofisticando, y va incluyendo en su arsenal de observación diferentes herramientas, que le permiten ver mejor y comprender de una forma global  la vida en general.

Pero para comprender hay que ser conscientes ¿Qué es ser consciente? Ser consciente es darse cuenta. Darse cuenta del entorno y de uno mismo.

Todos los seres son conscientes en alguna medida porque todos se dan cuenta de algo; incluso los seres unicelulares se dan cuenta si están en la luz o en la oscuridad, si están en un medio ácido o alcalino, si hace frío o calor. En la medida que los seres vivos se van haciendo complejos pueden darse cuenta no solo del frío o el calor, la luz y la sombra, etc., sino de un entorno más lejano y de las interrelaciones entre ellos y los demás seres vivos. Los animales mamíferos ya tenemos otro nivel de conciencia, porque nos damos cuenta no solo de nuestro entorno a través de nuestros cinco sentidos, sino que también podemos observar muchos fenómenos sociales, emocionales, mentales, y comprenderlos. Por ese motivo, el ser humano con sus cinco sentidos y un cerebro hasta ahora el más desarrollado del universo conocido,  tiene un nivel de conciencia muy superior al de todos los demás seres de este planeta. Su capacidad, hace que no solo se dé cuenta a través de sus cinco sentidos, sino que es capaz de darse cuenta de muchas sutilezas de su entorno ya no solo materiales, sino, emocionales y mentales, y lo más importante, es consciente de sí mismo, y es lo que nos ha llevado a hacernos las grandes preguntas existenciales que hasta ahora no han sido resueltas.

La mejor comprensión llega con el tiempo. Para comprender mejor las cosas, se necesita un buen arsenal de armas de observación y un Cuerpo Físico maduro. Tal vez a mucha gente no le guste lo que voy a escribir, pero muy pocas personas jóvenes pueden realmente comprender. Esto es debido a que su cerebro aún no ha terminado de desarrollarse, especialmente el área racional, que en muchas personas aun con treinta años sigue sin terminar de desarrollarse. Es por ese motivo, que todos en la juventud hemos hecho locuras, y esto se debía a que no solo éramos jóvenes, sino que aún nuestro cerebro no había terminado de desarrollarse. Éramos, arriesgados, temerarios, creíamos que nada malo nos podía pasar. Ese comportamiento se debía a que el área de nuestro cerebro encargada de evaluar si una situación era peligrosa para nuestras vidas, aún no se había desarrollado, y probablemente es la razón del por qué los soldados que no son profesionales (todos muy jóvenes), aceptan ir a la guerra sin cuestionamientos, siguiendo a un líder que los emociona lo suficiente como para exponer sus vidas en favor de ideales que son una locura.

Comprender es algo único del ser humano, y es el conjunto armónico de la madurez física, madurez emocional, y madurez mental, aunada a una serie de herramientas de percepción que hemos idos descubriendo y cultivando a lo largo de la vida. Pero nada de esto sería provechoso ni útil sin la inteligencia. Una computadora puede tener un hardware muy potente, y muchos programas para resolver infinidad de problemas, pero si solo tiene eso y carece de un Sistema Operativo, el software y el hardware no le servirán de nada.

En el ser humano, el Sistema Operativo es nuestra inteligencia. Gracias a ella, todos los datos de nuestros sentidos, y de las diferentes herramientas de percepción que hemos desarrollado, son asimilados, sistematizados, entendidos y comprendidos.

La inteligencia es la que a través de un proceso aún desconocido, puede establecer las conexiones entre los diferentes datos que recibe, y luego puede sintetizar y comprender un hecho de la vida de una manera global. Así comprender, también es tener la capacidad de organizar hechos aparentemente aislados y formar un contexto complejo y abstracto el que representa la realidad.

Comprender, es algo abstracto, y de acuerdo a esa visión, cada quien tiene una idea del mundo, su idea, su definición, su comprensión. Y es por ese motivo que en algún momento, creemos que comprender, es repetir algo que nos ha convencido de alguna manera, y así por ejemplo, por teoría podemos decir que todo está relacionado;  pero comprender eso es algo muy diferente. La teoría no es comprender, salvo para el que haya comprendido algo y haya creado esa teoría.

Por teoría podemos decir que lo que uno le hace a los demás, se lo está haciendo en realidad a uno mismo. Comprobar eso es comprender.

Cuando alguien que se desdobla y dice que el ser humano no es solo el Cuerpo Físico, dice algo que ha comprendido a un nivel que solo los que se desdoblan pueden hacerlo. Su comprensión en ese tema por ejemplo está basada en hechos, porque cuando se desdobla, él está en algún lugar sin su Cuerpo Físico, haciendo alguna cosa a voluntad.

Para sintetizar, podemos decir que:

La comprensión, para alguien que se desdobla, es la síntesis de lo que siente, piensa y hace, aquí en el Mundo Físico, y en el Mundo Astral.

La comprensión es el resultado de experimentar el mundo estando despierto, atento.

La comprensión es el resultado de la sinceridad para con uno mismo.

La comprensión es el resultado de la sincera búsqueda de la verdad.

La comprensión es el resultado de la madurez no solo mental, sino de la madurez física del cerebro.

La comprensión es el resultado de la transformación y reconexión de nuestras neuronas.

La comprensión es el resultado de todas las herramientas de observación que hemos logrado desarrollar.

Creo que hay niveles y niveles de comprensión. Creo que hay niveles de comprensión de los cuales solo puedo hacerme una idea difusa porque estoy seguro de que hay inteligencias superiores a la del ser humano. ¿Cómo piensan esas inteligencias? ¿Cuáles son sus herramientas de percepción? ¿Cómo comprenden? Son cosas de las cuales no me atrevo a hacer especulaciones, porque con esta mente humana en un cerebro humano, es realmente una ridiculez querer hablar acerca de los otros niveles de conciencia. Lo que puedo decir, es que hay otros niveles de comprensión, pero hablar de ellos sería como si un chimpancé, tratara de explicar la conciencia humana desde su perspectiva.








Ivan Guevara


Publicar un comentario
Comparte este Blog Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus
author
Ivan Guevara
Autor del blog Aprendiz de Mago y La Otra Realidad Conversaciones con Elam.