DONDE ESTA TU CORAZON, ALLI ESTA TU TESORO

¿A qué dedicamos la mayor parte de nuestro tiempo? ¿Qué cosas son realmente importantes para nuestra vida? Si observamos un poco este aspecto, nos daremos cuenta de que tenemos mucho de aquello a lo que le hemos y le estamos poniendo esfuerzo, tiempo y dedicación.


Es así de simple. Mucha gente se pregunta porqué es que no ha podido progresar económicamente, no se dan cuenta de que simplemente la energía canalizada a esa circunstancia en particular no ha sido suficiente. Claro es, que todavía no se entiende de que para que algo de resultado en este mundo, se necesitan cantidades importantes de energía invertida. No se logra ser millonario si en el proyecto no están invertidas energías de naturaleza física, mental, emocional. Nos quejamos que nuestros proyectos no avanzan y no nos damos cuenta de que tenemos proyectos que son mutuamente excluyentes, quiero decir que debido a nuestra psicología contradictoria y autodestructiva hemos tomado como normal el hecho de querer ser sol y sombra al mismo tiempo. En fin, con este tipo de psicología totalmente caótica, desordenada y contradictoria es lógico que en muchas cosas no lleguemos muy lejos. Por eso si es que todavía no has decidido que hacer con tu vida lo mejor es consultar con tu corazón ¿Qué es lo que quisiera hacer realmente? ¿Por qué rumbos quisiera caminar en este mundo? Consulta a tu corazón y no te dejes influenciar por nada ni por nadie. Si en el proceso te descubres y te das cuenta de que realmente no eres nada espiritual y deseas con ansias todo lo material, entonces, no te avergüences ni te sientas mal, acéptate tal como eres y ve tras tus sueños sin que nada te detenga. Si descubres que te interesa más los aspectos espirituales que los materiales, aun cuando hasta hoy estuviste buscando cosas materiales desesperadamente, estate feliz de haber descubierto tu verdadera naturaleza más allá de cualquier influencia y ve tras tus sueños sin que nada te detenga. Solo si actuamos de esta manera avanzaremos en nuestro camino. Nadie es mejor ni peor, cualquier inquietud proviene de Dios, y cualquiera de sus manifestaciones es divina. Cada alma está haciendo su viaje particular al infinito, a casa, y no hay diferencia entre ellas, cada quien está experimentando lo que tiene que experimentar.

Sabemos que seguimos el camino del corazón porque en primer lugar nos sentimos felices y llenos con las cosas que hacemos, y las cosas son fáciles y divertidas. Nos hacemos la vida difícil y dolorosa por no hacer esto. Traicionamos nuestro corazón influenciados por los padres, la escuela, los líderes que quieren más y más seguidores, la televisión, la moda, los comerciales, el internet, etc. Queremos estar en la cresta de la ola, y no nos damos cuenta es de que esa ola no es nuestra, y estar en la cresta de una ola ajena, aunque sea emocionante, en el fondo, nos llena de angustia y frustración y nuestra vida parece no tener sentido porque justamente esa ola no es la nuestra.

Para vivir nuestra vida en la cresta de nuestra ola es necesario liberarse de todo, absolutamente de todo y principalmente del miedo. Solo en esas condiciones nuestro corazón nos dirá cual es nuestro camino. Mientas nuestras decisiones estén condicionadas por el aspecto económico, social, miedos, o cualquier otra condicionante, la decisión será equivocada.

Meditar en nuestro camino es lo importante y seguir ese camino sea cual fuere, es más importante. Cuando sigues tu camino, no hay nada que temer, los enemigos y rivales se acaban,  la competencia es absurda y la vida adquiere un sentido de autorrealización tan personal que nada puede perturbarla.

aprendizxdexmago@gmail.com
Publicar un comentario
Comparte este Blog Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus
author
Ivan Guevara
Autor del blog Aprendiz de Mago y La Otra Realidad Conversaciones con Elam.