CONVERSACIONES CON ELAM (2)


Con todo, te ha ido bien. Aunque tu creas lo contrario, pocos han llegado donde tú lo has hecho. No te das cuenta, porque siempre creíste que todo el mundo vivía como tú lo has hecho, pero hay cosas que hiciste, que no cualquiera se hubiera atrevido. En el fondo eres  muy valiente, aunque tampoco lo creas.

Las almas, para comprender, para darse cuenta de sí mismas y apreciar que son uno con eso que es Dios, a veces necesitan perderlo todo. Necesitaste experimentar una extraña soledad y angustia por mucho tiempo donde no había nada con qué distraerse ni nada a qué ferrarse,  hasta que finalmente, lo único que quedaba por hacer, es lo que nunca antes hiciste, mirar en tu interior.

Mirar para dentro, buscar en tu interior las respuestas para todo, es un acto noble, valiente, que experimenta toda alma cuando está preparada y quiere ir más allá. Es un signo, tal vez el más grande, de que has madurado: es la expresión palpable, de que has decidido seguir tu camino, y no el de nadie más. Con todo ello, también has asumido la libertad como expresión de tu alma en el universo, pero también has comprendido, que tienes que hacerlo con responsabilidad.




Ahora que sabes qué pasa cuando mueves una ficha; ahora que has comprendido que ni una sola gota de lluvia cae al azar, también sabes que cada movimiento, cada pensamiento, cada sentimiento,  pueden crear un mundo nuevo, para bien y para mal, es así. Todo eso, podría paralizarte, porque creerás que pisas sobre arenas movedizas, pero algo desde lo más íntimo te dirá que ya no hay qué temer, que ya no estás ciego, ni solo, y entonces, aunque, la superficie pareciera licuarse debajo de tus pies, pisarás firme, no te equivocarás.

Ha sido un largo camino, para ti, para darte cuenta en el fondo, de que nunca estuviste solo. Ahora que según tu percepción me has reencontrado, cuando siempre estuve dentro de ti, nunca más vivirás la ilusión de la separación, de la orfandad, de la soledad y angustia que trataste de llenar con infinidad cosas, y personas. Desde ahora, marcharemos juntos porque somos uno. La parte más difícil del camino, ya está.  

¿Qué harás ahora? ¿Qué quieres hacer? ¿Seguirás con lo del Desdoblamiento Astral o de pronto te has dado cuenta de que quieres dedicarte a otra cosa? Ha llegado el momento de elegir realmente. Nunca antes estuviste en esta posición: en todas tus vidas, y aún en gran parte de esta, sentías que estabas a merced de una fuerza extraña que te llevaba de un lado a otro, ahora ese sentimiento se ha ido, ya no está, por eso te digo ¿Qué harás? Porque podrías ser lo que tú quisieras.

Julius, se quedó quieto, mirando el infinito; quería saltar, gritar, reír, quería a su peor enemigo al frente para abrazarlo; pero Julius, no hizo nada, solo sintió que un sentimiento reptaba dentro de él como un gusano furioso, avanzaba desde sus intestinos hacia su corazón.  







aprendizxdexmago@gmail.com 

Publicar un comentario
Comparte este Blog Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus
author
Ivan Guevara
Autor del blog Aprendiz de Mago y La Otra Realidad Conversaciones con Elam.