ENERGIA, CONCENTRACION, Y ATENCION ASTRAL

Quienes hayan logrado un Desdoblamiento Astral, saliendo de su Cuerpo Físico cuando este ya se está durmiendo, o si es que se dieron cuenta en un sueño de que estaban en un sueño, se habrán dado cuenta de que la conciencia que uno tiene allá, en la Quinta Dimensión, es diferente a la que tenemos en la Tercera Dimensión. Ese tipo de percepción especial de ese mundo, se debe a que no hemos despertado lo suficiente para experimentarlo de forma más concreta. Luego cuando regresamos a nuestro Cuerpo Físico, generalmente  recordamos todo como un sueño muy real.

Si es que estamos en la etapa, que aun cuando sabemos que estamos en el Astral, todavía no experimentamos ese mundo con conciencia total, es porque nos falta despertar. Es un error creer que los Desdoblamiento Astrales, son sueños lúcidos; vamos a decir en todo caso que los sueños lúcidos son una etapa bastante básica, inicial, de los Desdoblamientos Astrales.



Mucha gente que experimenta con estas cosas, una vez que comienza a tener sueños lúcidos, se queda con eso, creyendo que eso es el Desdoblamiento Astral, y el Desdoblamiento Astral, no es eso, eso solo es el principio del más trascendental descubrimiento de nuestras vidas: el descubrimiento personal, experimental, vivencial, que queda marcado a fuego en nuestra alma, de que no somos un Cuerpo Físico.

Así como en este Mundo Físico, hay niveles de inteligencia y comprensión, en el Astral, ocurre lo mismo. La Consciencia Universal, es inteligencia ilimitada, es inteligencia cuyos niveles superiores no comprendemos, pero que vamos a hacerlo en la medida que interactuemos conscientemente con ella.

El ser humano siempre ha pecado de soberbia, creyéndose el único ser inteligente en este universo, lo cierto es que un solo átomo, aún con su estructura no comprendida ni explicada del todo, nos demuestra que hay un sinfín de cosas que aún no somos capaces de entender, y eso solo nos dice en el fondo, que no somos lo suficientemente inteligentes para hacerlo.

El estado más consciente, despierto, en el Mundo Físico, es el primer escalón del Astral, eso quiere decir que en la Quinta Dimensión,  ese, es el nivel más elemental, más bajo: es el primer escalón de niveles conscientes que desconocemos, y que ni imaginamos como son.

Despertar realmente, es percibir conscientemente otros mundos, es existir sabiendo que uno Es, y está allá, pero para eso, se necesita un gran atención, concentración, y energía.

La energía la vamos a  obtener del sabio uso de todo lo que somos (cuerpo, mente, y emociones). Es tarea de cada quien comprender qué ocurre con todo ese conjunto cuando hace o no hace ciertas cosas. Esa tarea es ineludible, y cada ser humano la emprende cuando está preparado para ello.

La atención que se necesita para darse cuenta de que nuestro Cuerpo Físico está a punto de dormirse, para que cuando lo haga, nosotros podamos abandonarlo conscientemente; o la que se necesita para darse cuenta en un sueño, de que está en un sueño, no es la atención a la que estamos acostumbrados en el Mundo Físico. La atención que se necesita, para estar, y permanecer consciente en el Astral, se parece a la que eventualmente experimentamos cuando estamos bajo alguna presión, pero no cualquier tipo de presión, si no, aquella que real y directamente, expone nuestra vida a algún peligro mortal: Imaginemos que estamos en una jungla, perdidos, donde en cualquier momento la muerte se abalanzará sobre nosotros, disfrazada de cualquier cosa. Nuestra única oportunidad de salir vivos de allí, será una extremada atención en nuestros cinco sentidos, y un desplazamiento totalmente voluntario y despierto. No habrá lugar para distraerse con nada, porque al mínimo pestañeo, físico o mental, nuestra cabeza rodara por el piso. Algo así es el estado de atención necesario para permanecer consciente en el Astral, si no se tiene desarrollado ese tipo de percepción, generalmente, aun cuando sabemos que estamos en el Astral, pasamos a soñar, o a tener sueños lúcidos.

La concentración, va de la mano con la atención. La concentración es la capacidad de mantenerse atento en algún tipo de actividad, por el tiempo necesario. La  concentración, es lo que muy pocos seres humanos tenemos desarrollada. Basta mirarse a uno mismo y darse cuenta de que nuestra mente bulle de imágenes, recuerdos, planes, proyectos, …. Muchas veces nos preguntamos, por qué es que no logramos nuestros objetivos, y la respuesta es una sola, es porque sencillamente, no nos concentramos en ellos. Sin concentración, no hay nada, ni en el Mundo Físico, y menos en el Astral.

Estar consciente en el Astral, demanda trabajo, mucho trabajo, lo bueno es que es que es un trabajo personal, y voluntario. Es un trabajo que cada ser humano emprende cuando desde el fondo de su alma, la certeza de que no es un Cuerpo Físico, se hace tan evidente, que no le queda otro camino.

aprendizxdexmago@gmail.com




  



Publicar un comentario
Comparte este Blog Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus
author
Ivan Guevara
Autor del blog Aprendiz de Mago y La Otra Realidad Conversaciones con Elam.