LA OTRA REALIDAD CONVERSACIONES CON ELAM (12)



DOS




El tiempo transcurrió rápidamente, dos años pasaron, y en ese lapso Julius se había dedicado a practicar todas las cosas que Elam le enseñó. En un par de meses había logrado sus primeras experiencias, y con el tiempo, le resultaba fácil reconocer el estado especial para abandonar el Cuerpo Físico; también tenía relativa facilidad, para darse cuenta en un sueño, de que estaba en un sueño.
En sus primeros desdoblamientos, se le había cruzado por la cabeza buscar a Elam, o tal vez pensó que ella lo buscaría, pero nada de eso había ocurrido; sencillamente, Elam, había desaparecido.
Julius, se disponía a dormir como todas las noches. Echado en su cama, había colocado las manos a los costados de su cuerpo,  estaba relajándose como había aprendido, luego, repetiría un mantra que había encontrado en Internet, uno que le daba buenos resultados; pero esa noche falló la práctica, sencillamente se había dormido, estaba soñando.
Se vio en la Universidad, una pequeña ciudad llena de áreas verdes donde los árboles dejaban ver a través del follaje parte de la arquitectura de los edificios; las veredas estaban repletas de gente que caminaba muy rápido, parecía que todos estaban apurados; un hombre que pasó a su lado, lo miró con mucha insistencia, era como si lo conociera; él se sintió amenazado y apartó la mirada hacia un grupo de personas que hablaba bulliciosamente; era un conjunto de siete estudiantes que jugaban y reían; parecían amigos de alguna carrera profesional; de pronto, un perfil conocido apareció entre ellos, era Elam; Julius, estaba seguro que la de cabellos largos, negros, y perfil inquietante, a menos de diez metros, era ella.
—¿Me buscabas? —dijo alguien a sus espaldas. Un estremecimiento recorrió el cuerpo de Julius mientras giraba la cabeza con violencia tratando de reconocer la voz. Era Elam, tal cual, como hace dos años, sin el más mínimo cambio en su aspecto.
—Tenemos mucho de qué hablar —le dijo ella—. Ya han pasado como dos años si mal no recuerdo.
—Pero… Tú… Hace tiempo… La chica allá —era todo lo que podía balbucear Julius.
—Sí ya se, jajaja. Estas sorprendido, no me extraña, yo también lo estaría.
—¡Elam! —Gritó Julius abrazando a Elam.
—Sí, ya sé ¡Elam! ¡Elam! Ya basta, nos están mirando, camina, tenemos mucho que hablar. Vamos a continuar.
—¿Después de dos años?
—Claro, qué esperabas. Te has tardado algo, pero hiciste la tarea, a otros les toma más tiempo.
—No entiendo ¿Continuar? Qué.
—Lo que comenzaste, el Desdoblamiento Astral ¿O creías que con salir por allí unos segundos era todo?
—Pues, no lo sé.
—Claro que no. Sigamos; y como sabes, no hay tiempo.
—Para variar —dijo Julius con ironía, y una sonrisa en su rostro.
—La creencia de que el alma existe —continuó Elam—, hace tanto daño como la creencia de que no existe. La creencia como piedra angular del desarrollo de cualquier camino espiritual, es un absurdo. Las creencias son solo eso, y bastaría con darse cuenta para abandonarlas sin ningún temor.
—¿Por qué me hablas de eso?
—Porque es lo siguiente ¿Quieres seguir avanzando?
—La verdad es que hace algunos meses que me he estancado, no hay más, ni ganas, ni nada.
—Ya hiciste la tarea. Cuando eso pasa, es que has agotado lo que sabías. En esto, el camino no está allí, el camino es algo que tú tienes que construir paso a paso. Necesitas nuevas herramientas, nuevas cosas.
—Entiendo, aunque no estoy muy convencido.
—Lo sé, no es fácil, pero tendrás que confiar en mí.
—Pero ahora si tomaré notas, tengo todo aquí —habló Julius mostrando una gran mochila.
—Haz lo que quieras, pero presta atención. Como te decía, cuando acaben las creencias y las fantasías, recién estarás en condiciones de emprender el camino de la libertad experimentalmente y sin intereses que condicionen tu búsqueda.
Como has visto, las experiencias dadas en el momento del Desdoblamiento Astral, son los primeros indicios reales de que hay algo más allá de la materia. El hecho de experimentar que estás desprendiéndote del Cuerpo Físico, seguramente ha hecho que te desesperes terriblemente las primeras veces; eso es natural porque has experimentando estados totalmente extraños, todo eso, aunque no lo hayas notado, ha producido un choque en lo más profundo de tus creencias, de eso puedes estar seguro.
Siempre habías considerado que eras materia, la idea de eso que es conocido como alma, había sido solo eso. Desde que naciste, has crecido identificado con tu parte física, tu parte energética era algo que estaba allí, pero no había forma alguna de comprobar su existencia real; el Desdoblamiento Astral te ha permitido conocerla.
Los procesos de pensar y sentir, están directamente relacionados con esas partes energéticas conocidas como Cuerpo Astral, y Cuerpo Mental; tu psicología, no es el producto de tu cerebro.
Como habrás notado, experimentar tu real naturaleza energética es diferente, ahora sabes, y comprendes más allá de la teoría, que tu Cuerpo Físico es solo un vehículo de expresión en este mundo, y todo eso, le ha dando una base muy sólida a tu espiritualidad, aunque todavía no lo comprendas.
La siguiente tarea luego de desarrollar la habilidad de estar consciente en el Astral, es explorar ese mundo. Lo que no sabes, es que ese mundo, es muy elusivo en cuanto a su verdadera naturaleza. El Astral, al ser un mundo energético, es también cambiante, en cuanto a paisajes, y personajes.
—¿No saber qué es qué? —Preguntó en voz baja Julius.
—En el Astral, estamos sometidos a la dictadura de nuestras emociones y pensamientos —respondió Elam—. Literalmente nuestras ambiciones, deseos, miedos, y traumas se materializan, así, es difícil saber qué es real.
El Astral, será un mundo volátil y subjetivo, en tanto nosotros lo seamos. La investigación del Astral requiere algo de objetividad, y eso solo es posible, acabando con nuestros condicionamientos humanos. El principal factor de distorsión del Mundo de los Sueños, somos nosotros.
Los condicionamientos no son otra cosa que todo el programa humano que llevas en la mente. Para desenvolverte en el Mundo Físico, necesitas ese programa. El te dice que hacer frente a cada circunstancia, y en él están contenidas todas las instrucciones que necesitas para funcionar de manera más o menos eficiente; pero todo ese programa, no sirve para explorar el Astral; de allí tantas versiones diferentes de ese mundo, y tantos mal entendidos ¿Entiendes?
—Más o menos —respondió Julius. Elam sonrió y lo miró como una madre mira a un pequeño hijo haciendo alguna travesura.
—El acabar con ese programa y solo usarlo de manera práctica en la vida diaria, es otro objetivo del Explorador Astral; solo realizando ese trabajo, es posible llegar a percibir la naturaleza original de la Quinta Dimensión.
Entonces, recorrer el camino del Desdoblamiento Astral, implica dos trabajos importantes: uno, está directamente relacionado con la práctica de estar consciente en el Mundo de los Sueños; y el otro tiene que ver, con los profundos cambios psicológicos involucrados para eliminar la subjetividad de las experiencias astrales. Si no has integrado tu psicología disgregada y practicas Viajes Astrales, correrás el peligro de que esas experiencias, sean condicionamientos psicológicos, y experiencias seudoespirituales.
Muchas de las experiencias vividas en el Astral, en el estado actual en que te encuentras, son por demás fantasiosas, dejan ver claramente tu vulnerabilidad emocional, y mental. Entre las debilidades más peligrosas, está la búsqueda de la figura paterna superior. Ese condicionamiento te hace buscar, a Dios, maestros, guías, gurúes, santos,…etc. Por esta razón, cuando sales al Astral, te encuentras con diversas figuras paternas “divinas” generadas por tu mente, sean estos, ángeles, seres superiores, etc.
Así como los partidarios de la Física Cuántica explican que este mundo no es otra cosa que un caos de infinitas posibilidades donde solo nuestra atención hace que una determinada realidad aparezca ante nosotros, en el Astral, lo puedes experimentar totalmente, de acuerdo a tu estado de ánimo, verás cambiar el paisaje astral frente a tus ojos, si es que no lo has experimentado ya.
Anterior       Siguiente
De venta en Amazon:


Publicar un comentario
Comparte este Blog Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus
author
Ivan Guevara
Autor del blog Aprendiz de Mago y La Otra Realidad Conversaciones con Elam.