LA OTRA REALIDAD CONVERSACIONES CON ELAM (7)




La Conciencia está hipnotizada por las preocupaciones del mundo; está fascinada por la tecnología, el sexo, el dinero, las drogas, el alcohol y todo lo que nos hace vivir fuertes experiencias de desenfreno, así, no tiene oportunidad de expresarse; pero hay algo en esa Conciencia que es inmune a esos factores, y es, la Conciencia de la Conciencia; ella aparece, una vez que cuestionamos nuestra existencia, y buscamos caminos trascendentales y espirituales. Ella es la que una vez tomada en cuenta, comienza a ocupar su lugar en nuestra psicología. Esa Conciencia es la que se encargará de observar el proceso del sueño cuando estemos a punto de dormir, y cuando se dé cuenta de que el Cuerpo Físico ya está descansando, simplemente saldrá de él en un estado lúcido. Para hacer eso, debes ordenar a tu Cuerpo Físico se quede dormido. Así que primero, te relajas muy bien, luego, de espaldas, y con las manos a los costados, cierras los ojos. Con los ojos cerrados miras al frente. Miras al frente como si no estuvieras con los ojos cerrados. Tienes que mantenerte en esa actitud sin perder la Conciencia. No te abandones a recuerdos o imaginaciones, simplemente estate atento, como si estuvieras con los ojos abiertos. Mientras estas mirando con los ojos cerrados, muy concentrado, puedes ordenar a tu Cuerpo Físico dormir, le dices simplemente: “Querido Cuerpo Físico, te ordeno duermas ya, mañana vamos a estar muy ocupados, tenemos que descansar bien para hacer muchas cosas; así que duérmete; yo me quedare despierto”. Esta orden es con afecto pero con mucho don de mando. El don de mando es importante ¿Tienes don de mando Julius?
—No lo creo, a veces ni mi perro me obedece —Julius trató de reír pero luego de ver a Elam no tomar como una broma su respuesta, se puso serio—, pues es verdad, creo que eso que llamas don de mando, no es una de mis cualidades.
—Tendrás que aprender, sin eso estás perdido. Un Explorador Astral, necesita tener la capacidad de ordenar ¿Cómo crees que tu Cuerpo Físico va a obedecer? Él se va a reír, igual que tu perro, cuando le digas: “oye ya duérmete” —Elam dijo estas palabras en tono gracioso, y luego continuó—: el único don de mando que aspira el Explorador Astral, es el que viene como consecuencia de despertar su Conciencia. Cuando la Conciencia despierta, sus órdenes son sagradas y solo a ella oye el Cuerpo Físico, entonces entenderá que debe descansar, y lo hará, dejándote consciente para salir al Astral.
Cuando hagas esta práctica, se pueden dar muchas cosas, una de ellas es que al principio, cuando estés mirando con los ojos cerrados, percibas solo la obscuridad, luego, al pasar los minutos, notarás que comienzan a formarse diferentes patrones de colores. Si sigues sin perder la concentración, es probable que veas lugares y personas; en lo que va de estas visiones, no te habrás dado cuenta de que tu Cuerpo Físico ya se durmió, pero de alguna manera, tú no.
—¿Y cómo me voy a enterar, como me voy a dar cuenta de que eso ha pasado?
—El cómo saber si tu Cuerpo Físico ya está durmiendo mientras tú estás consciente, es lo más difícil de discernir, porque todo será muy similar a cuando estas despierto; para eso, tienes que actuar de una manera cuidadosa y sistemática: primero, tienes que tratar de no mover ninguna parte de tu cuerpo bruscamente, luego, lentamente levanta un brazo; si lo puedes hacer fácilmente, y notas que no haces ningún esfuerzo, entonces, trata de sentarte sin la ayuda de las manos, como cuando haces ejercicios abdominales; si otra vez hacer esto resulta sumamente fácil y no requiere esfuerzo, es que estas usando tu Cuerpo Astral, entonces puedes levantarte totalmente, y salir.
—¿Ejercicios abdominales para saber que estas en el Astral? Jamás lo hubiera imaginado.
—¿Por qué? Si te das cuenta, esa es una buena forma: los ejercicios abdominales son algo difíciles de hacer, se requiere algún esfuerzo, si no has estado practicando, vas a necesitar mucho esfuerzo; así que, si logras sentarte fácilmente en esa posición ¿Qué crees que ha pasado? Solo en el Astral podrías hacer eso.
Para evitar confusiones, el salir al Astral, es una frase que hay que entenderla bien. Salir en términos de los exploradores del astrales quiere decir: desprenderse del Cuerpo Físico, es como salir literalmente de algo, es abandonar libre y conscientemente, el Cuerpo Físico. Cuando uno sale de esa manera, la experiencia es bien fuerte, y se tiene un alto grado de objetividad. Si estás atento, y concentrado, notarás una leve vibración recorriendo todo tu Cuerpo Astral ¿Te parece si salimos? —Dijo Elam— Además, parece que allá afuera ya no hace tanto frío.
Salieron, una brisa fresca los acogió en la plaza. La gente se había despojado de sus abrigos; sentada en los bancos y sobre las veredas conversaba. Noches así había visto Julius en la costa, en el verano. Ambos se miraron y comenzaron a quitarse la ropa, él se quedó con un polo negro, y unos jeans azules, algo viejos; Elam, llevaba una blusa blanca ceñida en la cintura con flores en bajo y alto relieve; unos pantalones negros muy elegantes, y zapatos impecables, completaban su atuendo.
—Caminemos —dijo ella—, parece que la noche a partir de ahora, va a estar muy linda, mira el cielo.
Un tapiz negro azulado de apariencia aterciopelada los cubría. Estrellas brillantes parecían diamantes incrustados en la infinidad.
—Jamás había visto un cielo así. Será que no miro mucho hacia arriba —comentó Julius.
—Deberías hacerlo con más frecuencia, como cuando eras niño y podías permanecer horas observando más allá de las estrellas.
—¿Cómo sabes eso? —inquirió él, con algo de desconfianza.
—Todos lo hacen, yo lo hacía también, ahora lo hago más. Todos los niños miran el cielo porque todavía se sorprenden, y porque se maravillan de la grandeza que esta frente a sus ojos. En el fondo saben que esto no es todo, y eso los tiene fascinados, luego se duermen.
—¿Se duermen?
—Sí: estudian para ganar dinero, tienen una familia, y crean problemas de todo tipo por satisfacer sus vicios y deseos; entonces ya no miran al cielo, entonces solo miran al suelo; viven una vida sin esperanza, y se dan por bien pagados con la juerga del viernes. Nunca debemos dejar de mirar arriba, al cielo: es una expresión de que algo se mueve todavía dentro de nosotros, es la acción de la Conciencia, que sabe que su hogar está en el infinito.
Julius recordó que había estado sintiéndose algo deprimido, que ya no miraba el cielo, y que últimamente su vida se había comprimido y encajado en deberes y múltiples responsabilidades.
—Te has puesto pensativo… ¿Triste? —preguntó ella.
—Solo pensaba, hace tiempo que no miraba el cielo, y ahora me doy cuenta del por qué.
—Supongo no quieres decirme el por qué.
—No es necesario.
Elam sintió en su pecho un dolor ya conocido, era un dolor que le recordaba a ella misma hace ya mucho tiempo. Tomo de la mano a Julius y le dijo:
—Un día vas a comprender que tus problemas no son problemas; que los problemas están en tu cabeza porque estás en conflicto; hasta que llegue ese día vas a sufrir, luego, comprenderás que los problemas en realidad no existen, y lo que habrá ocurrido en realidad es, que el conflicto dentro de ti, se fue, ya no está. Vamos, aún tenemos mucho que hablar.
—Hay algo que me preocupa Elam ¿Hay peligros en el Desdoblamiento Astral?

 Anterior      Siguiente

De venta en Amazon:


Publicar un comentario
Comparte este Blog Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus
author
Ivan Guevara
Autor del blog Aprendiz de Mago y La Otra Realidad Conversaciones con Elam.