PSICOLOGIA DEL DESDOBLAMIENTO ASTRAL


Así como un profesional en cualquier campo tiene un sistema específico de pensamiento, sentimiento y acción, el ensoñador también debe tener uno. Esto no podría ser de diferente manera, imaginemos a un médico que no tuviera la psicología de médico o a un ingeniero o un músico, etc. Obviamente no podrían hacer su trabajo bien. Así, un ensoñador, tiene que vivir como tal y poseer dentro de sus herramientas el sentimiento, el pensamiento y la acción de alguien que explora el astral.




Cualquier profesional que no tome en serio su carera, sencillamente la perderá y con ella todo los beneficios. Lo mismo sucede con el que se desdobla, con el ensoñador. Entonces hay que definirnos, y preguntarnos ¿Qué somos? Somos abogados, estudiantes, amas de casa, empleados  con un añadido de ¿Ensoñadores? Si la cosa es así lo más probable es que nunca nos desdoblemos o que no pasemos de los síntomas primeros de este hecho o que en todo caso salgamos un par de veces por año.


Creo que hasta ahora, no hemos hecho conciencia del hecho de trascender a la muerte. Creo que estamos tan infiltrados por la filosofía humana de muerte que cuando se habla de inmortalidad suena a cuento. Se nos ha metido en la cabeza esta idea desde que nacemos que ya no concebimos otra cosa; tenemos que morir, y ya. Como lo dije antes, este gran mercado que es el mundo del ser humano, necesita la muerte para avanzar, en este sistema el individuo ha quedado relegado a favor de las masas, así, no importa que pase con un sujeto en particular, lo que importa es que el gen humano sobreviva pase lo que pase, así, la filosofía de  muerte como es beneficiosa a las masas, es creada, aplicada y sostenida por la sociedad.


El desdoblamiento astral es la aventura más importante que cualquier ser humano emprende en su vida. Esta aventura lo llevará a saber que el mundo no es solo lo que percibe a través de sus cinco sentidos, que no solo el ser humano es consciente, y, que lo que conoce como vida es solo un definición limitada por el mundo en que vive; que dios, los ángeles, el demonio, etc., son solo creaciones propias de una mente débil con ganas de hacerse grande para manipular porque considera que después de esta vida no hay nada más.


Una experiencia de desdoblamiento astral donde uno puede ser sin necesidad de un cuerpo físico y donde las necesidades como respirar no se dan, produce un shock a nuestro sistema humano de valores, solo en ese momento es cuando realmente cada célula de nosotros se convence totalmente de que hay algo más allá y solo entonces cualquier búsqueda de algo superior y trascendental estará respaldado por hechos concretos.


Cuando a través de un desdoblamiento astral uno sabe todo esto, obviamente muchas cosas en la vida se re definirán  porque ahora sí, la persona tendrá la posibilidad de elegir entre ser un humano o ser algo diferente. 


Los seres humanos, no tenemos la posibilidad elegir; estamos condenados a vivir la experiencia humana y ya, pero, cuando uno comienza a ensoñar, entonces  los muros de la prisión se derrumban y un nuevo paisaje se pinta ante nuestros ojos y donde antes solo había un camino, ahora hay dos o más. Cuando ocurre esto es un gran acontecimiento, tal vez el más importante de todas nuestras existencias; el de saber que, el universo es infinito y la conciencia también, y,  que uno puede existir en cualquier dimensión, vibración, mundo, universo, o como se le quiera llamar.


La psicología del desdoblamiento astral es toda una estrategia que comprende muchos aspectos. En el arsenal de todo guerrero que se desdobla, este sistema esta siempre activo.  Este sistema consta de diversas herramientas que han sido desarrolladas a través de los años para conservar, profundizar y perfeccionar  el desdoblamiento astral. Entre los principales aspectos debemos señalar que:


El ensoñador, para comenzar se considera dormido.  Desdoblarse y salir conscientemente al astral, no es una cuestión de magia, poderes, mantras, audios, etc., es una cuestión de despertar. Así, a cada instante, el ensoñador está luchando contra el sueño de la conciencia. Para esto se vale de una práctica muy antigua que consiste en estar atento a cuanto pasa dentro suyo y a su alrededor y cómo interactúan estos dos aspectos, sin juzgar nada, solo dándose cuenta de lo que pasa. Esta práctica, lo lleva a conocer el mundo interno tan oculto para el común de la gente y devela los resortes secretos que nos impulsan a tomar cada decisión en la vida. Esta práctica nunca termina y se puede decir que es un sistema de vida. Así, el ensoñador, siempre está en ese estado, haga lo que haga, esto le brinda oportunidades de descubrir sus resortes secretos e iluminar su oscuridad y despertar.


Un ensoñador se toma muy en serio el desdoblamiento astral, sabe que si hace las cosas bien, esa será su puerta de salida consciente de este mundo, sabe que allí está la oportunidad de convertirse en habitante consciente de otras dimensiones, así, en su mente siempre está el astral. Piensa en el astral, siente el astral y añora estar una vez más allí. Muchas veces actuará en el mundo físico como si se hallara en el astral, y algunas temporadas no hará diferencia entre el astral y el mundo físico. Esto lo hace con el fin de tener continuidad en el astral, así va desarrollando la capacidad de permanecer por más y más tiempo en la quinta dimensión.


La energía es importante para desdoblarse, así que un ensoñador tiene muy pocas cosas que hacer realmente. Generalmente hace una lista de las cosas que hace durante el día, de allí selecciona las que son imprescindibles para vivir y desecha el resto. Eso le da gran cantidad de energía y tiempo para dedicarse al desdoblamiento astral sin distracciones.


Cuando está en periodos de intensas experiencias astrales, es cuando más cuidado debe tener, porque podría desequilibrarse emocional y psicológicamente y terminar desubicado y perder mucho tiempo. Así, en esos periodos es cuanto más centrado está y no se permite explosiones intensas de ninguna emoción, ya que bastante afectado está por las experiencias que vive en la 5ta dimensión.


Otra herramienta que usa el ensoñador, es el mundo mismo. El sabe que nada puede hacer en el astral sin habilidades desarrolladas en el plano tridimensional, por eso toma el mundo como un gimnasio psicológico donde perfecciona su alma de guerrero. En el mundo físico es donde forja realmente su valor, arrojo, desapego, en fin, su impecabilidad, esas cualidades luego son transferidas a las experiencias del astral, por eso un guerrero del astral, no trata de solucionar las cosas en el astral, un ensoñador siempre sabe que cualquier traba del astral tiene directa relación con su desenvolvimiento en el mundo físico y es allí donde resuelve el problema.


Un ensoñador, generalmente vive fuera del mundo. El sabe que la carrera loca del humano es droga para su conciencia, sabe que si se mete allí, sencillamente sus desdoblamientos se irán porque estará dormido, pero a su vez necesita al mundo para pulirse, así que, por periodos saldrá al mundo a probarse y desarrollar capacidades. Cuando sale al mundo, generalmente sus experiencias astrales se cortan, el sabe que eso pasará y no se hará problemas y vivirá como un humano más. Cuando vive como humano, lo único que se lleva es su sistema de vida de estar siempre atento y observando cuanto pasa dentro suyo y a su alrededor.
Cada vez que se aventura en el mundo el ensoñador lo hará con todo, así que ni el mismo sabe si realmente alguna vez regresara al camino de desdoblamiento astral, pero no puede preocuparse, porque sabe que no llegará más lejos en el astral si no desarrolla capacidades en el mundo físico. Generalmente la primera incursión en el mundo, luego de un largo retiro, es la más peligrosa, porque todavía no conoce la  mecánica, así, puede quedarse fascinado por muchos años en los que las experiencias astrales se convierten en vagos recuerdos, luego, algo ocurrirá, y cambios se darán, estos cambios ocurren porque el alma del ensoñador está lista para continuar, ni él lo sabe conscientemente pero los procesos  comienzan a darse y muchas veces pueden ser dolorosos y traumantes; el mundo físico del ensoñador se cae y destroza y se queda solo, sin nada, entonces en la peor circunstancia que cualquier ser humano se pueda encontrar sin tener absolutamente nada a que aferrarse ni en qué sostenerse los desdoblamientos astrales vuelven, allí, encontrará nuevamente el ensoñador, su razón de existir. Esta nueva etapa de desdoblamientos será más profunda y trascendental, y así, se dará cuenta de que estuvo en el mundo solo con un propósito, el de desarrollar capacidades que ahora, en su nueva etapa le hacen ir más lejos y ver con más lucidez el astral.


Cuando un ensoñador está viviendo en el mundo, ni siquiera intentará desdoblarse, en realidad ni le importara lograr un viaje astral y cuando se aparta del mundo y está en su momento de exploración del astral, tampoco intentara  hacer cosas que los humanos hacen, en realidad, no le importarán las cosas que los humanos hacen, así, sin confundirse va avanzando poco a poco, el sabe que esto es trabajo de toda la vida y no corre pretendiendo ganarle tiempo a la eternidad.


Todas las prácticas que hay funcionan para lograr un desdoblamiento astral, el lograrlo es solo cuestión de paciencia, constancia y disciplina. Luego de lograr el desdoblamiento astral, el siguiente paso es lograr continuidad y lucidez, esto es, hacer las experiencias continuas y además reales, cuando el ensoñador se encuentra en este nivel, ya no necesita de nadie porque habrá logrado el desapego, el valor, la fortaleza, la inteligencia, la astucia y la serenidad necesarios, para enfrentar cualquier cosa en ese mundo.


aprendizxdexmago@gmail.com

Publicar un comentario
Comparte este Blog Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus
author
Ivan Guevara
Autor del blog Aprendiz de Mago y La Otra Realidad Conversaciones con Elam.