CAMBIANDO DE FORMA EN EL ASTRAL

Una de las cualidades de nuestro cuerpo astral es la de poder transformarse y tomar cualquier forma. Esta cualidad, capacidad, ha sido usada por miles de años por las personas que se desdoblan o tienen viajes astrales.

Para poder hacer eso hay que olvidar un poco que somos seres humanos con el aspecto particular de humanos. Hay que olvidar lo que puede y no puede hacer el humano. Esto es así porque cuando estemos despiertos en el astral, y queramos transformarnos en algo diferente a la forma humana, si las características humanas están bien grabadas en nuestra mente, no será factible hacerlo.



El cuerpo astral, al ser una entidad energética no tiene que tener una forma en particular. Las visiones que se tiene de la energía consciente  en el astral, nuestra y la de los seres de allá, que son visiones, por lo general con figuras humanas o muy parecidas a los humanos, son solo fruto de nuestro condicionamiento humano. Somos tan humanos que en el astral, cualquier energía la transformamos y le damos forma humana o muy parecida, o de alguna figura animal o mitológica o de algo que la cultura humana ha creado.

Así como transformamos la energía extraña a nosotros, igualmente transformamos la energía nuestra, en este caso nuestro cuerpo astral, dándole forma humana, pies, manos, cabeza, etc. Lo que nunca nos ponemos a pensar es: ¿Por qué en el astral debemos tener manos? ¿Acaso en el astral las cosas pesan y necesitamos brazos y manos para sostener las cosas? ¿Necesitamos pies y piernas? ¿Acaso en el astral las distancias se dan en metros o kilómetros y necesitamos caminar? Las respuestas a estas preguntas, por poner solo unos ejemplos, son que nuestro cuerpo astral no tiene que tener necesariamente la forma humana,  porque el astral es un universo muy diferente al plano físico donde las leyes que rigen esta dimensión, sencillamente no se aplican. Recordemos que nuestro cuerpo físico es el fruto de millones de años de evolución, en el que han influido, básicamente las leyes físicas de nuestro planeta, así, este cuerpo físico es el resultado de este planeta y nada más. El astral al ser otro universo muy diferente a este, con leyes muy diferentes, obviamente tendrá sus criaturas con formas diferentes. Por eso cuando uno tiene experiencias astrales, con seres de esa dimensión que tiene forma humana, uno debe ponerse a pensar, por qué esas entidades tienen esa forma, si somos sinceros llegaremos a la conclusión de,  que aún somos víctimas de la forma humana y que estamos viendo el fruto de nuestros condicionamientos.

Entonces, al comprender que nuestro cuerpo astral no tiene que tener necesariamente la forma humana y esta comprensión se ha profundizado, podremos cambiar de forma en al astral a voluntad.

Para cambiar de forma en el astral, solo se tiene que  estar bien consciente allá. Estar bien consciente allá, quiere decir, que deberemos saber que estamos en el mundo de los sueños, que nuestro cuerpo físico esta durmiendo y que nosotros estamos conscientes en nuestro cuerpo astral. Cuando uno sabe estas cosas, uno está consciente en el astral y entonces uno voluntariamente decide que hacer, en este caso, cambiar la forma de nuestro cuerpo astral.

El acto de cambiar de forma en el astral, es un acto de voluntad, es fruto del intento como diría Castaneda. Esa voluntad o intento se logra practicándola cada instante de nuestras vidas. Cuando nos damos cuenta que, cada acto, por pequeño que sea tiene que ser el fruto de nuestro intento o voluntad, el entorno cambia, el guerrero adquiere autonomía, independencia, poder y deja de ser victima del mundo. Ese poder que se expresa a trasvés de la voluntad es la que nos va a permitir cambiar de forma en el astral. Cuando se tiene esto es sumamente fácil, solo se requiere querer hacerlo con suma intensidad y guiar la transformación con nuestra voluntad, intensión y gusto.

Cuando se haga un cambio de forma en el astral, lo mejor es no asustarnos con la desfiguración humana que sufriremos, aunque la persona que logre hacer esto, seguro que ya estará lo suficientemente familiarizado con el astral para que no le ocurra lo dicho. Estar sereno siempre es lo mejor en el astral, los sentimiento, buenos y malos, positivos o negativos, no sirven, lo que sirve allá es una frialdad consciente y total. En ese estado podremos transformarnos en lo que deseemos. Hay personas que tienen ciertas afinidades con animales de los que admiran su poder, fuerza, agilidad, independencia, etc., esas personas seguramente se transformarán en esos animales o en una versión mejorada. Cuando uno se transforma en un animal por su puesto que se verá como tal o se verá en la versión X.0 mejorada con las capacidades de ese animal.

No necesariamente tenemos que tomar una forma animal. Los antiguos practicantes de desdoblamiento lo hacían porque era lo que conocían. En esta época, debido a la imparable creatividad humana podremos transformarnos en casi cualquier cosa que deseemos, desde un superhéroe de comic hasta cualquier criatura creada por nuestra imaginación.

Hay personas que no tienen tanta lucidez en el astral o que simplemente no son conscientes del astral pero que allá toman formas animales etc., Esas personas han asimilado de alguna manera las características de esos animales a través de diferentes procesos emocionales, psicológicos y espirituales. Cuando sueñan, o están más o menos conscientes en el astral asumen esas formas y así experimentan ese mundo. Ese es otro camino que se puede seguir para lograr lo que estamos buscando.

Lo importante de todo esto, no es cambiar de forma en el astral, si no, a través de ese proceso asimilar las  características que necesitamos para ser mejores guerreros. El valor, la fuerza, la agilidad, la astucia, etc, de los animales que vamos experimentando quedarán en nuestra psiquis y nos harán mejores guerreros. Así que el transformarse en diferentes criaturas no es el objetivo, eso es solo una  practica que además nos ayuda a estar aun más conscientes en el astral.

Las diferentes prácticas en el astral, no son el objetivo, son los medios, para un día irse conscientes de este mundo.


aprendizxdexmago@gmail.com

Publicar un comentario
Comparte este Blog Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus
author
Ivan Guevara
Autor del blog Aprendiz de Mago y La Otra Realidad Conversaciones con Elam.