DEJANDOSE LLEVAR EN EL ASTRAL

Cuando uno ya sabe desdoblarse, es decir, que está consciente en el astral y no solo soñando, en ese momento, varias conciencias del astral van a tratar de hacer contacto con uno. Estas conciencias fundamentalmente no tienen moral y ética humana, dejarse llevar confiando en nuestra moral y ética que si es humana, sería un error.




Cuando ya estamos despiertos en el astral, tenemos que despertar más aún, esto nos servirá para no correr peligro. Despertar aún más, es encarnar la verdadera libertad, la que viene de un irrenunciable deseo íntimo de ella. La libertad es libertad y no es solo a medias. La libertad es liberarse totalmente de las ataduras humanas. Esto es importante porque en el estado de conciencia en el que uno se encuentra en el astral, no es el mismo estado de conciencia que el de aquí. Allá vamos, sin la personalidad. La personalidad la hemos formado y la ha formado esta sociedad, y ella corresponde a la 4ta dimensión, existe y es energética. Como la personalidad corresponde a la cuarta dimensión y tiene un particular estado de vibración energético, ella sencillamente no nos acompaña al astral. es por eso que cuando nos desdoblamos, como estamos sin la personalidad, podemos hacer muchas cosas que aquí en el mundo tridimensional nos reprimimos de hacerlas. 


Eso de estar sin la personalidad puede ser una gran ayuda y un gran problema a la vez porque al estar sin la personalidad en el astral, sencillamente actuamos tal y como realmente somos. Quiero decir, que allá, si estamos literalmente, desnudos psicológicamente. 


Para avanzar espiritualmente en el astral uno tiene que ser realmente lo que dice ser. Aquí entre humanos nos podemos engañar fácilmente porque nos ponemos la máscara de la personalidad, allá en el astral, ya no hay máscara y cada quien es lo que es y eso si es peligroso para explorar el astral. Es peligroso porque esas conciencias que nos vienen a buscar una vez hemos despertado allá, muchas veces nos quieren enseñar muchas cosas y llevarnos a sus mundos. Esos mundos no están en lugares definidos, como estamos acostumbrados a ubicar en el mundo tridimensional; esos mundos están en los diferentes estados vibracionales de la naturaleza. No conocemos esos mundos, no sabemos donde están, cuando estemos allá probablemente no sabremos cómo regresar, y quien sabe podríamos quedar presos en esos reinos simplemente debido a alguna característica humana. 



Para llevarnos a esos lugares las conciencias del astral utilizan todo lo que el ser humano es. Si estás buscando a Dios probablemente te dirán que lo vas a conocer, si estas buscando a extraterrestres probablemente te dirán que lo vas a contactar, y si estás buscando riquezas seguro que te la ofrecerán. Sea como fuere, cualquier cosa que uno desee se la darán con tal de llevarse nuestra conciencia.



Al darse cuenta de esto, al practicante de desdoblamiento o viaje astral no le queda otro camino que ser impecable y estar más allá de la moral, la ética, los 10 mandamientos, el bien y el mal, y cualquier cosa que haya creado el ser humano, porque todo eso solo son reglas y allá en el astral uno no va con reglas. Lo único que tiene una persona para aventurarse en esas infinidades es, como diría Castaneda, SU IMPECABILIDAD, y su incondicional amor a la libertad que no la cambiará absolutamente por NADA.



Si somos impecables, y amamos la libertad incondicionalmente podemos dejarnos llevar por alguna conciencia del astral a donde sea y conocer esos mundos. Si no somos impecables y cambiariamos la libertad por unas monedas, probablemente terminaremos mal, en ese caso es mejor no dejarse llevar.



Para dejarse llevar simplemente hay que dar el consentimiento mentalmente, así la entidad sabrá que uno le está dando permiso y procederá. Hay que estar bien concentrado, tranquilo, sereno, sin miedo, con el sentimiento y el pensamiento de que el permiso es solo para ir de visita. Si alguna vez le ofrecen quedarse o llevárselo definitivamente, no aceptar es lo mejor, por lo menos hasta que no sepamos realmente a donde nos llevarán, podríamos terminar presos en alguna parte de las infinitas dimensiones.

aprendizxdexmago@gmail.com



Publicar un comentario
Comparte este Blog Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus
author
Ivan Guevara
Autor del blog Aprendiz de Mago y La Otra Realidad Conversaciones con Elam.