LA INTEGRACION PARA EL ASTRAL


Cuando el desdoblamiento o viaje astral es usado para un  desarrollo espiritual, este se convierte en la más poderosa herramienta del practicante porque le permite experimentar otras dimensiones de la naturaleza y junto con ello vivenciar lo que para el resto solo son palabras. Esta ventaja es tremenda y lleva al que se aventura por esos mundos a tener su propia versión de los hechos y por lo tanto a dejar de creer en lo que el mundo dice.


Muchas veces lo que daña al estudiante de  desdoblamiento y detiene su progreso y lo lleva a desequilibrios emocionales,  mentales y hasta físicos, es el ansia de hacer las cosas rápido; querer correr como en el mundo tridimensional, donde estamos acostumbrados a hacerlo, es un  acto reflejo que se traslada luego a la práctica del desdoblamiento o viaje astral. Un comportamiento de esa naturaleza trae muchos problemas. Sucede que, desde el momento que somos partícipes de circunstancias extrañas (para decir lo menos) como el sentir la vibración de nuestro cuerpo físico, sentir que uno posee más de 2 brazos y más de 2 piernas, etc., y luego si es que nos desdoblamos: saber que nuestro cuerpo está durmiendo, y que nosotros estamos en algún lugar conscientes, despiertos; esas simples experiencias mueven todo el cimiento de nuestras creencias en muchos aspectos y  aunque no parezca, nuestra psicología se ve afectada, y sufre un desacomodo por las nuevas circunstancias vividas. Esas nuevas experiencia necesitan integrarse a nuestra alma y eso lleva algún tiempo, generalmente algunos días. Nuestro cuerpo físico también comenzara a sentir los efectos del desdoblamiento con nuevas sensaciones en diferentes partes como: sentir que vibra algún sitio en particular, o si la experiencia  ha sido mala, tal vez nos sintamos cansados, y si ha sido una buena experiencia estaremos felices. En fin, el conjunto de lo que es el ser humano soporta una serie de transformaciones no comunes.



El principal problema comienza unas vez que sabemos desdoblarnos y comenzamos a hurgar en ese lugar. Las experiencias vividas allí pueden ser tan intensas que removerán lo más profundo de todo nuestro mundo, pasando por experiencias con seres extraños, y paisajes fuera de este mundo, recuerdo de vidas anteriores, etc. Todo esto, hará que emocionalmente, psicológicamente estemos muy vulnerables y por lo tanto desequilibrados, en esos momentos, lo mejor es suspender el desdoblamiento, para que todo lo nuevo se integre a nuestra alma. Este proceso puede tomar algunos días, semanas o meses, y en algunas oportunidades, años, dependiendo el tipo de experiencia que hayamos vivido. Si uno insiste en seguir desdoblándose sin haber integrado las cosas nuevas se desequilibrara mas y más, afortunadamente nuestra alma, conciencia, o como se le quiera llamar, tiene un seguro para eso, simplemente nos vemos desmotivados para practicar desdoblamientos y no nos importa, o enfrentamos episodios de miedo y terror, que hacen que no queramos desdoblarnos; así se asegura nuestra alma de que no nos volvamos pacientes psiquiátricos.


El camino de volverse consciente en el mundo de los sueños, es un camino lento, que toma toda la vida, o mejor diría, muchas vidas. Además de eliminar la subjetividad del ser humano para que no sea victima de sus fantasías, miedos, traumas, ambiciones, en la 5ta dimensión, tendrá que adaptarse a un nuevo sistema de leyes completamente diferente al de la sociedad humana, y lo mejor, es que necesitará comenzar a ser un ser real y sincero consigo mismo y con los demás, porque en el astral nadie puede fingir, como hacemos en el mundo tridimensional. Allá, o eres santo o eres un diablo, o eres valiente o eres un cobarde, y cuando uno pretende actuar como lo que no es, sencillamente la experiencia vivida allí hace que salga inevitablemente lo que somos realmente.



Paciencia, sinceridad, desapego, son tres cualidades que el practicante de desdoblamiento tiene que desarrollar en su camino al absoluto, además deberá integrar las nuevas experiencias en su alma y continuar experimentando cada vez mas el astral para finalmente, un día, estar preparado para “tomar el cielo por asalto”, como se dice.


Publicar un comentario
Comparte este Blog Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus
author
Ivan Guevara
Autor del blog Aprendiz de Mago y La Otra Realidad Conversaciones con Elam.