SER O NO SER

¿Qué se necesita para ser un habitante consciente del cosmos? ¿Qué hay que hacer para despertar en las diferentes dimensiones de la naturaleza?

Es complicado responder a estas preguntas debido a que la humanidad no conoce nada más que a si misma y esto muy a medias y mal.

Queremos llegar a conocer otras realidades. Queremos buscar la verdad, la felicidad, el amor, la igualdad, la libertad, etc., etc., etc., y no nos damos cuenta de que todos esos conceptos que involucran situaciones humanas sociales son invenciones nuestras.

Los humanos hemos creado este mundo y hemos clasificado el universo arbitrariamente a nuestro antojo de acuerdo a nuestros intereses. En realidad vivimos atrapados por nuestros engaños e invenciones y nos aferramos a esto porque le da sentido y propósito a nuestras vidas, eso es todo. Así la vendad nuca llegará. Como alguien ya lo dijo: ”Cómo ser consciente si el dinero que ganas para sobrevivir depende de que seas inconsciente” Entonces: ¿Cómo despertar si el dinero que ganas para vivir depende de que estés dormido? Esa es la clave para todo. Ese es el motivo por el que los humanos en vez de explorar, investigar, conocer, aprender libremente cualquier cosa inmediatamente asociamos todo lo que percibimos con situaciones humanas, con objetivos humanos, con metas humanas.

Si somos un poco inteligentes ¿Porqué no nos damos cuenta de que este sistema social es producto del planeta tierra y sus habitantes nada más? Las metas humanas, la moral, ética, espiritualidad, etc. de este planeta son creaciones nuestras. Las formas de trascender y evolucionar, son invenciones nuestras. Todo es invención nuestra y está bien, pero ¿Por qué exportamos nuestro sistema de creencias a otras dimensiones? ¿Será que el concepto de justicia, por ejemplo, es igual para un habitante de un sector remoto del astral que para nosotros los humanos? ¿El amor que tanto profesamos los humanos será el mismo amor para un habitante de un sitio x del mental? Me dirán, pero es el amor cósmico es el amor de Cristo, el amor de Dios, cosas como esas, pero ¿Acaso todo eso no es producto de los humanos?

Por eso, ser o no ser, es importante. La verdad es que cualquier  cosa que enseñan los humanos como virtudes, ser buenos, ser espirituales, etc. No conducen a ningún sitio. Es una pérdida de tiempo y recursos. Estamos atrapados en este mundo porque creemos en todas las creacoines de los humanos. Queremos salir de aquí y cometemos cientos de veces, miles de veces, el error de creer que alguna herramienta inventada por los humanos podrá ayudarnos y no es así. El único camino es no ser absolutamente nada de lo que la humanidad es, pero también es no ser absolutamente nada de lo que la humanidad no es.

El explorar otras dimensiones aun teniendo forma humana, por utilizar un término de Castaneda, nos lleva a profundas confusiones. El astral, es como dije un mundo my ideo plástico. El más mínimo pensamiento, sentimiento o emoción nos traiciona y crea el entorno con maestros, gurús, guías, habitantes de otros planetas, monstruos, etc. Esto no descalifica el desdoblamiento o viaje astral, es solo que debemos darnos cuenta de que hasta que no hayamos abandonado la forma humana en su totalidad, las cosas que vemos en el astral son invención de nuestro condicionamiento humano.

Abandonar la forma humana, morir, son sinónimos que nos dicen que cualquier cosa que enseñe esta civilización no tiene el menor sentido y no llega a ningún lado. Abandonar la forma humana es despertar y darse cuenta de la infinitas trampas que ha creado el ser humano para si mismo. Ser o no Ser no es la cuestión, porque ambas son creaciones humanas.

aprendizxdexmago@gmail.com
Publicar un comentario
Comparte este Blog Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus
author
Ivan Guevara
Autor del blog Aprendiz de Mago y La Otra Realidad Conversaciones con Elam.