¿LOS NIÑOS PUEDEN TENER VIAJES ASTRALES O DESDOBLAMIENTOS ASTRALES?

Hay muchos niños que tienen Viajes Astrales, es decir que están conscientes en sus sueños, saben que están en un sueño. 


La mayoría de ellos debido a su estado psicológico inocente, va  solo a un lugar del Astral, un lugar a fin con ese estado; allí, como en los niños el nivel de experiencias que han tenido en su corta vida no ha desfigurado todavía su mente ni su corazón, por lo general, tienden a vivir experiencias bonitas, y creativas.

Pero no todos los niños son así, pueden haber niños que han sido maltratados de diversas formas, ese tipo de experiencias, definitivamente se ha llevado la inocencia de ese pequeño, ese niño herido, ya con el alma perturbada, si es que tiene Viajes Astrales, probablemente no van a ser  experiencias divertidas, ni constructivas, porque proyectará en el Astral, todo su dolor, sus traumas, y literalmente como en el caso de un adulto, maternizará sus más terribles temores .



Entonces, si hay niños que tienen la habilidad de estar conscientes en Astral, lo único, que se puede hacer, es ayudarlos y hacerles ciertas recomendaciones como las que generalmente se hacen aquí en la Tercera Dimensión.

La primera es no hablar con desconocidos.

La segunda es no ir con desconocidos.

La tercera es no confiar en nadie. Literalmente en nadie, porque en el Astral, muchas entidades cambian su forma, y se nos aparecen como nuestros padres, hermanos, Jesu Cristo, la Virgen María, etc.

Esas tres recomendaciones son importantes porque muchos seres del Astral, son muy mentirosos y está jugando su propio juego. Los humanos para ellos, somos algo así como seres retrasados, un poco tontos, manipulables, y usables para sus intereses ¿Cuales son sus intereses? Uno de ellos es el que nos usan como sus donantes de energía; otro, es que algunos seres astrales están muy interesados en eso que llamamos conciencia, les interesa muchos las personas que se hacen conscientes en el Astral, ese interés viene porque una persona consciente en el Astral, maneja un tipo especial de energía, les gusta y les interesa mucho eso.

Para enfrentar cara a cara a un personaje Astral, se necesita mucha conciencia, y mucha experiencia; se necesita mucho valor, y sangre fría; esas cualidades solo las da el tiempo y el entrenamiento psicológico. Los niños no están en la capacidad de poder hacer eso, salvo alguna excepción que debe de haber.

Con todo esto se puede dejar que un(a) niño(a) que ya tiene sueños conscientes los siga haciendo. Lo mejor sería que los padres le pidieran que les contara sus experiencias para así poder guiarlo cuando las cosas, si es que ocurrieran, se pongan feas.

Hay una defensa natural, en todo este proceso: hay muchos niños que tienen viajes astrales, pero generalmente los pierden cuando entran a la adolescencia, es decir cuando, comienzan a haber otras prioridades en su vida. La naturaleza con sus hormonas por un lado, y el mundo con su inconsciente colectivo, van atrapando al pequeño y lo van durmiendo.  Por esa razón hay tantas personas que recuerdan sus viajes astrales de pequeños y luego se preguntan ¿qué pasó? Paso que la naturaleza, la sociedad, el mercado: en síntesis, todo lo que es el ser humano, y lo que representa, sencillamente los durmieron; y está bien que así sea, porque despertar es, valorar todo eso que perdimos; despertar es, contactar y poner en funcionamiento otra vez, intencionalmente, deliberadamente, esa parte de nuestra psicología.

 aprendizxdexmago@gmail.com

Publicar un comentario
Comparte este Blog Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus
author
Ivan Guevara
Autor del blog Aprendiz de Mago y La Otra Realidad Conversaciones con Elam.