TENER EL CONTROL EN EL ASTRAL

Este tema es para todas las personas que ya se desdoblan pero que no pueden tener control sobre sus experiencias.
Mucha gente cree que desdoblarse es un acto fácil y pasivo donde vivimos esa experiencia como cuando estamos en el Mundo Físico. La verdad, es que no es tan fácil estar consciente en nuestro Cuerpo Astral mientras nuestro Cuerpo Físico está dormido.
Cuesta algún trabajo salir del Cuerpo Físico, y darse cuenta en un sueño de que se está en un sueño, no lo voy a negar, tiene su cuota de sacrificio y dedicación. Más allá de todo eso, si  ponemos el esfuerzo necesario, la emoción correcta, el pensamiento preciso, lógicamente, comenzaremos a tener viajes astrales. Luego, cuando esta primera etapa se da, comenzamos a tener algunos problemas, uno de ellos es, que aunque sabemos que estamos en el Astral, no podemos tener control sobre nuestras acciones.
Ese estado en el que uno está de alguna manera consciente en el Astral, se parece al estado en que llegamos cuando hemos bebido algunos tragos y entramos a la etapa eufórica donde todo es risa, o drama. Así, actuamos como si pudiéramos hacer todo en la vida, o en caso contrario, nos sentimos todo un fracaso. En cualquier caso, es un estado alterado donde la reflexión no está, nos hemos rendido a nuestros instintos más básicos, al programa de nuestro subconsciente… estamos descontrolados. Para aclarar esto, es bueno saber y comprender que en el Astral, todo cuanto somos internamente, es potencializado a su máximo nivel. Esto sucede porque allá, en el Astral, la censura que automáticamente se manifiesta en nuestra vida, no existe.
Es poco lo que podemos hacer para contener nuestra personalidad cuando estamos en la Quinta Dimensión conscientes. Si somos lujuriosos, inevitablemente, buscaremos alguna manera de satisfacer ese deseo. Lo mismo se da para todos los demás valores positivos y negativos que nos han enseñado.
Lograr hacer nuestra voluntad en el Astral, es una tarea titánica que toma toda una vida de práctica constante, esto es debido a que hemos sido educados bajo el modelo humano. Fuimos creciendo formados mental y emocionalmente de tal manera que es imposible abordar el Astral con esas características. Para nosotros, es normal vivir en un estado de constante euforia. Amamos los momentos alegres y descontrolados, en síntesis, vivimos fuera de control. Ese es un extremo, y el otro es aquel en el que pasamos por episodios de angustia, pena, depresión, pánico, etc. En ese ir y venir, en ese juego pendular, nos llevamos de nuestros instintos más que de nuestra reflexión. En ese estado, querer hacer nuestra voluntad en el Astral, es imposible porque estamos como locos, yendo de aquí para allá sin poder detenernos y reflexionar acerca de lo estamos viviendo, y tratar de tener algún acto, por pequeño que sea, consciente, voluntario.
Cuando uno comprende la forma ser del Ser humano, se da cuenta de que somos seres demenciales, poseedores de un magnifico cerebro capaz de crear con voluntad, sentimiento y concentración cualquier cosa. Pero ¿qué hacemos con ese cerebro? Lo usamos para divertirnos sensorialmente.


Todo el libreto que nos han enseñado, no sirve para el Astral. Todas nuestras creencias, cultura, y el conocimiento científico que hemos desarrollado, lamentablemente no nos sirven para abordar el Astral. Si nos desdoblamos y nos aventuramos en la Quinta Dimensión en el estado emocional y mental en el que nos encontramos, lamentablemente solo vamos a conocer  un Astral que es la representación de todo lo que internamente somos.
El verdadero Astral, está más allá de nuestros sentimientos y pensamientos humanos. El verdadero Astral, es un mundo que lamentablemente, como seres humanos, no podemos explorar.
Mucha gente sé que va a rabiar al leer estas palabras, pero es así. Entonces, para comenzar, si es que queremos tener verdadero control en el Astral, debemos comenzar a tener el control de nosotros mismos en la vida diaria. Si cada día vivimos sin continuidad de propósitos, sin concentrarnos en lo que hacemos, pesando una cosa y haciendo otra, cuando nos desdoblemos, en el Astral vamos a hacer lo mismo, o peor aún.
Todo lo que queremos lograr en el Astral, primero debemos lograrlo en el Mundo Físico. Si en el Mundo Tridimensional vivimos con una pareja mientras estamos pensando en otra. Si aquí estudiamos algo que no nos gusta, y hacemos las cosas por hacer. Si vivimos cada día sin enfocarnos en el momento. Si  andamos por el mundo distraídos con cualquier cosa, pudiendo llegar al extremo de que nos atropelle un auto, eso se potenciará mil veces en el Astral.
Si cuando estamos supuestamente conscientes en este mundo, en realidad estamos muy distraídos, ¿qué podemos esperar en el Astral? Es por eso que, ya desde hace mucho tiempo, los maestros siempre nos han dicho que estamos dormidos. Y es verdad, cuan dormidos estamos.
Tener control, ser capaces de responder de una manera voluntaria a cualquier evento que se de en la Quinta Dimensión, es una trabajo de ardua disciplina que va a ocuparnos todo el día, durante toda nuestra vida. Trabajar, comer, divertirnos, leer, mirar tv, jugar algún videojuego, practicar algún deporte, etc., estando atentos, viviendo el momento, sin olvidarnos de nosotros, es algo que vamos a tener que aprender a hacer, y vivir lo que nos reste de vida, con esa actitud. Esa es la única manera de que algún día podamos ser dueños de nuestros actos en el Mundo de los Sueños.   






Ivan Guevara


Publicar un comentario
Comparte este Blog Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus
author
Ivan Guevara
Autor del blog Aprendiz de Mago y La Otra Realidad Conversaciones con Elam.