CUANDO MUERA NO IRE A LA LUZ

¿Qué es lo que pasa cuando morimos? Este proceso es aún un misterio. Nadie sabe en realidad lo que ocurre una vez nuestro Cuerpo Físico deja de funcionar permanentemente.

Frente a todo esto, lo único que nos queda es aceptar las experiencias cercanas a la muerte contadas por mucha gente que ha pasado por eso.

Veamos algunas de las cosas que cuentan las personas que han pasado por el proceso de casi morir.

Los párrafos numerados corresponden a Wikipedia:


1. El paciente se siente flotar sobre su cuerpo, y ve el dormitorio, el quirófano o el lugar en el que se encontraba (out-of body experiences, OBEs, experiencia extracorporal), e incluso oye la declaración de su propio fallecimiento.

Esto es muy similar sino igual al Desdoblamiento Astral. Las personas que hemos tenido experiencias de Desdoblamiento Astral lo sabemos.

2. Después, siente que se eleva y que atraviesa un oscuro túnel mediante una escalera o flotando en el vacío, y con una relativa rapidez.

En muchas experiencias astrales, se siente atravesar lo parecen ser túneles oscuros en algunos casos, y en otros, de luz. La relativa rapidez con que uno se desplaza es así, pero muchas veces se puede percibir una gran velocidad. El adonde nos llevan esos túneles, todavía no lo sé, pero sí sé que nos transportan a diferentes realidades si uno tiene el suficiente valor y serenidad para atravesarlos serenamente.





3. Ve aparecer una figura al final del túnel (que suele describirse como hermosa, blanca o transparente; a veces hay paisajes, voces o música).

Este tipo de percepción puede ser peligrosa y engañosa. Ver alguna figura en el Astral y hacerle caso, si uno no está totalmente consciente, puede ser muy temerario.

Los paisajes del Astral, por muy hermosos que sean pueden ser trampas. La luz del túnel puede ser similar a la luz con la que se atraen a los insectos para llevarlos a su muerte.

Definitivamente el túnel es el camino a algo más, pero tengo mis reparos acerca de él.

4.  El paciente pasa a ser espectador, no siente dolor ni molestias: sólo percibe una paz interior.

Cuando uno sale consciente del Cuerpo Físico, deja de sentirlo. Cualquier dolor o molestia dejan de sentirse. Uno siente un bienestar más allá de cualquier dolencia.

Aun cuando podemos tener una vida atormentada en el Mundo Físico, en el Astral, se siente una paz interior inexplicable. Y aunque haya problemas y cosas imprevistas, generalmente la perturbación no es como las que nos causan las circunstancias en el Mundo Físico.

5.  Algunas personas, sin embargo, aseguran haber tenido experiencias terroríficas en el más allá.

Siempre hay experiencias terroríficas en el Astral. Eso solo nos demuestra cómo está nuestro mundo interior. Allá, nuestros miedos, traumas, y monstruos internos nos llevan a lugares similares donde hay criaturas “malvadas”.

6.  Familiares o amigos difuntos van a su encuentro.

Nuestros familiares o amigos difuntos siempre se nos aparecen en el Astral. El problema surge cuando uno sabe que muchas de las visiones astrales, son producto de nuestros deseos. También hay muchas criaturas prestas a hacerse pasar por alguna persona a quien queremos y en quien confiamos con fines que aún no he descifrado.

7.  Aparece una presencia o voz que se define en función de las creencias religiosas del paciente (puede tratarse de Jesucristo, de un ángel, etc.), y se establece un diálogo sin palabras con ese ser que parece conocer todo sobre el moribundo.

Existen muchos seres astrales que pueden hacer esto. Si alguien es cristiano, seguramente encontrara algún personaje con tales atributos. Si cree en los ángeles, es seguro que se le presentarán. Lo mismo va para el resto de las creencias religiosas de este planeta.

8.  Se presenta una visión global pero íntegra de lo vivido, como si viese “su película”; el modelo más ajustado para describirlo según los testimonios es como el de una sucesión de filminas de momentos sueltos de la vida, no necesariamente importantes.

Estos procesos psicológicos en el Astral son comunes, y cada persona que se adentre en la Quinta Dimensión con fines educativos los experimentará. Así, cuando nos desdoblamos, siempre ganamos algo, y así nos sofisticamos, pulimos.

9.  El sujeto se ve delante de un obstáculo: una puerta o un muro y toma conciencia de que aún no ha muerto, y aunque sigue sintiendo una paz y tranquilidad indescriptibles y acogedoras, se da cuenta, y también eso le indican sus acompañantes, de que debe volver.

Tras este proceso quienes lo han experimentado pierden el miedo a la muerte; no desean morir, pero se toman las cosas con más calma, serenidad y filosofía y, en cierta medida, son mejores personas, se preocupan más de los demás y son más felices.

Sé que si no es la hora de nuestra muerte, volveremos. Hemos venido a este mundo a aprender. Nuestra Alma sabe exactamente qué es lo que necesita y por eso es importante ser ella y no alguien más.

En el Astral, no es la psicología que conocemos la que está a cargo. En ese mundo, algo más profundo se encarga de nuestra decisiones. Cada vez que tenemos un Desdoblamiento Astral, hacemos contacto con esa parte. Ella es la que nos hace ver que este mundo no es todo lo que hay.

Las personas que nos desdoblamos sabemos que hay otro mundo, otra realidad, a la que queremos irnos conscientemente. Eso nos da mucha serenidad y hemos dejado de temer a la muerte.

Personalmente, cuando muera, no entraré en la luz al final del túnel aunque Jesucristo este al otro extremo.







Ivan Guevara
aprendizxdexmago@gmail.com
Publicar un comentario
Comparte este Blog Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus
author
Ivan Guevara
Autor del blog Aprendiz de Mago y La Otra Realidad Conversaciones con Elam.