CONCENTRACION ASTRAL


Hace algún tiempo escribí acerca de la Concentración Astral. Ese, es un tema básico si se quiere aprender a estar por más tiempo y más consciente en la Quinta Dimensión.

La Concentración Astral, nace cuando uno se da cuenta de que debe de llegar más lejos en sus experiencias, que simplemente tener sueños lúcidos.

La Concentración Astral, es una forma de ampliar nuestro nivel de realismo de las experiencias astrales.

La Concentración Astral,  es la práctica que nos va a revelar que ese mundo no es solo el producto de nuestra mente, sino que existe en “algún lugar” más.

La Concentración Astral, es la práctica que nos va a enseñar que cuando se pone la atención, el enfoque en algo, ocurren cosas sorprendentes.

La Concentración Astral, es básica cuando ya hemos aprendido a salir conscientemente de nuestro Cuerpo Físico, o cuando en un sueño nos damos cuenta de que estamos en un sueño.

¿Cómo poder explicar con palabras de un mundo tridimensional la Concentración Astral? No se puede.


La Atención Astral, es muy similar a cuando estamos interesados en un tema específico que nos fascina y hace que todo (movimientos, sentimientos y pensamientos) estén canalizados hacia un solo objetivo. Esta forma de vivir, en el Mundo Tridimensional, no es muy común; hay algunas personas que se involucran tanto es algún tema que terminas siendo excelentes en ese algo, pero esas personas, son muy pocas. La mayoría, vivimos con la mente y el corazón dispersos. Infinidad de temas ocupan nuestros pensamientos y sentimientos, y nuestro tiempo, está dividido en infinidad de compromisos.  Para bien y para mal, así vivimos.

Si algo le agradezco al Desdoblamiento Astral, es me enseño a enfocarme, a concentrarme en algo específico. En todos esos años, mi mente pasó por una serie de transformaciones, muchas de ellas dramáticas y desconcertantes, porque no sabía en qué terminaría todo, pero afortunadamente, nada salió mal, todo, siempre fue para mejor. Esa capacidad de concentrarme en el Astral, luego se transfirió al Mundo Tridimensional, y es una herramienta invaluable para mí.

Cuando uno se embarca en el camino del Desdoblamiento Astral, automáticamente nuestras experiencias astrales y las que tenemos en el Mundo Tridimensional, establecen una conexión bien fuerte. La sinergia entre estos dos mundos se hace más palpable, cada mundo afecta al otro. Es por eso que solo se debe practicar el Desdoblamiento Astral con el afán de construir una psicología sólida, independiente, madura y responsable.

Muchas veces, las experiencias de Desdoblamiento Astral nos hacen olvidar que aún vivimos en un Mundo Físico, y pretendemos así, escapar de tanta insoportable materialidad, pero la verdad es que, si no podemos con el Mundo Físico, menos vamos a poder con el Mundo Astral.

La complejidad del Astral es tal, que se necesita un tipo especial de psicología para lograr “vivir” allí. Los niveles de atención a los que estamos acostumbrados los seres humanos, en el Astral, no sirven, por eso necesitamos aprender a concentrarnos en el Astral y esto se hace haciéndolo primero en el Mundo Físico.

Concentrarse en el Mudo Físico, para luego hacerlo en el Astral, es más o menos así:

PRIMERO: Elegir cualquier cosa en la qué concentrase. Puede ser un objeto, una planta, cualquier cosa que podamos ver y tocar servirá.

SEGUNDO: Tomar el objeto entre las manos y observarlo intensamente. Si no lo podemos tomar entre las manos, sirve acercarse y centrarse en los pequeños detalles.
Nuestra observación debe ser muy intencional, tratando de ver cada detalle por mínimo que sea. Si tenemos el objeto entre las manos, debemos percibir con el sentido del tacto cada detalle del objeto.

Acción, mente y emoción deben estar al cien por ciento involucrados en el proceso.

TERCERCERO: Cuando hagamos esta práctica en el Mundo Tridimensional, nada, pero absolutamente nada  deberá interrumpir nuestra concentración. Esto, cuando se está comenzando es difícil, no vamos a durar ni diez segundos, pero con la práctica, y cuando esto mismo hagamos en el Astral, vamos a mejorar.

Mucha gente que puede estar consciente en el Astral, muchas veces no puede decidir qué hacer allá, y así se deja llevar por alguna emoción o instinto básico. Para evitar eso y lograr hacer esta práctica en el Astral, debemos simular que estamos en el Astral cuando estamos haciendo la práctica en el Mundo Físico.

Cuando uno se concentra de esta manera, uno está canalizando un tipo especial de energía, yo le llamaría (y solo por ponerle un nombre) energía de atención. Cuando lo hagan en el Astral, sabrán por qué lo planteo de esa manera.

Algo que ayuda mucho y que es definitivo para lograr ese tipo de atención en el Astral, es que en el Mundo Físico vivamos concentrados en nosotros mismos, en nuestros planes, en nuestros proyectos, y que no nos distraigamos por nada ni nadie.  

    
  

Publicar un comentario
Comparte este Blog Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus
author
Ivan Guevara
Autor del blog Aprendiz de Mago y La Otra Realidad Conversaciones con Elam.