DESDOBLAMIENTO ASTRAL, VIAJE ASTRAL

El Desdoblamiento Astral es el hecho de dejar nuestro Cuerpo Físico dormido mientras nosotros, con nuestro Cuerpo Astral, vamos al Mundo de los sueños conscientes, y cuando eso ocurre, ese Mundo Onírico deja de serlo, y se transforma en la Quinta Dimensión, o el Astral. Este cambio solo se da por el hecho de saber que estamos en otro lugar, y que nuestro Cuerpo Físico está durmiendo. No hace falta nada más.

Mucha gente se pregunta, que cuando se da cuenta en un sueño de que está en un sueño, luego ¿cómo hace para ir al Astral? Y la respuesta es que no hay que hacer nada, el solo hecho de estar consciente en un sueño hace que cambie totalmente la naturaleza del mundo que estábamos experimentando como un sueño, y que al tomar consciencia de eso, automáticamente se transforme, y pasemos a experimentarlo como el Astral, que es un mundo real.


Pero estar consciente en el Astral implica muchas cosas además de darse cuenta que uno está en un sueño: Implica que uno puede  discernir, tomar decisiones, y actuar a voluntad, tal como lo hacemos en la Tercera Dimensión.  Si no se pueden hacer estas cosas, vamos a decir que lo que hicimos, es solo un sueño poco común.

Lo mejor, y siempre lo digo, es salir del Cuerpo Físico cuando este se ha dormido. Para eso existen muchas practicas. Las prácticas que invitan a soñar de forma programada mediante repeticiones de palabras que dicen que queremos ir a algún lado, o encontrarnos con alguien o algo, no sirven, porque son solo sueños dirigidos. Hay que salir del Cuerpo Físico, para comprobar (de forma dramática) que si hay otra realidad, que el mundo de los "espíritus" existe.

También podemos despertar en un sueño y darnos cuenta de que estamos en un sueño, y al hacerlo el sueño acaba, y comenzamos a experimentar ese mundo de una forma diferente, despiertos, conscientes. Esta forma les resulta a muchos, pero el problema que trae es que, uno sin darse cuenta, cae nuevamente en un sueño normal.

Si uno se da cuenta de que está en un sueño, no debe dejar la cosa allí, inmediatamente lo que debe hacer es detenerse en el sitio y centrarse en si mismo. Eso va a aumentar nuestra nivel consciente y por tanto vamos a despertar más. Mientras más tiempo uno se mantenga concentrado en sí mismo, y además sabiendo que está en un sueño despierto, mejor. Probablemente recibirá unas sacudidas de lo que parecen ser descargas eléctricas fuertes que nos estremecen de la cabeza a los pies, pero luego de las cuales, uno logra percibir el Astral muy lúcidamente. Es como si uno estuviera en otro planeta, y es dueño de todas sus facultades, y no hay casi nada de inconsciencia; uno está tan despierto como en el Mundo Físico. Cuando eso ocurre, la experiencia es bien fuerte, porque todo se ve real, y quien sabe,  si no estaríamos tan apegados a nuestro Cuerpo Físico y a nuestra forma humana, tal vez no regresaríamos, porque uno se dice, estoy aquí, y mi Cuerpo Físico está en algún lugar durmiendo, no lo necesito para existir ¿y ahora?.

Cuando dejamos el Cuerpo Físico conscientemente, la verdad es que casi nunca salimos a la representación astral del Mundo  Físico (por decirlo de alguna manera). Generalmente salimos a alguna capa del Astral, o muchas veces vamos a otras dimensiones más lejanas. Por eso es normal que muchas veces que nos levantamos de la cama, el entorno no se parezca en nada a nuestro dormitorio. Simplemente hemos salido a algún lugar más del Astral, pero eso no es lo importante, lo importante es saber que estamos con nuestro Cuerpo Astral en la Quinta Dimensión.

Una vez hayamos salido del Cuerpo Físico, podemos hacer lo que queramos: hacer un viaje astral, explorar el entorno, concentrarnos en algo, averiguar quienes son los personajes que nos rodean (porque van a aparecer, eso es seguro), hacer alguna practica que hayamos elegido; en fin, hay tantas cosas que se pueden hacer, que cada cual de acuerdo a sus prioridades e inclinaciones seguramente elegirá. 



No hay nada que no podamos hacer en el Astral, para experimentar y saber. Podemos probar respirar o dejar de hacerlo, beber y saber qué es lo estamos bebiendo, hasta llamar a Dios, a Cristo, a quien queramos, incluido el Diablo, para saber si son reales.

Entonces el Viaje Astral es desplazarse en el Astral a lugares remotos, pero para que este viaje sea trascendental, uno tiene que saber que lo está haciendo en otra dimensión. No basta solo con hacer el viaje, tiene que ser consciente. Para eso uno debe abandonar el Cuerpo Físico a voluntad, y eso no se puede hacer si uno no está consciente de que lo está haciendo; o también, puede darse cuenta en sueño de que está en un sueño.

aprendizxdexmago@gmail.com




Publicar un comentario
Comparte este Blog Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus
author
Ivan Guevara
Autor del blog Aprendiz de Mago y La Otra Realidad Conversaciones con Elam.