DESDOBLAMIENTO ASTRAL, VIAJE ASTRAL, LA IMPORTANCIA DE NO MOVERSE

El mayor problema que cualquier persona encuentra para lograr el Viaje Astral, es lograr conocer el estado especial en que uno no esta dormido, pero tampoco despierto. Muchas veces estamos en ese estado pero no nos damos cuenta, así que es bastante normal. Muchos de los eventos extraños, raros, sobrenaturales, que le ocurre a la gente, son precisamente en ese estado.

Ese estado es difícil de discernir porque se parece mucho a cuando estamos totalmente despiertos. Es decir que creemos que estamos despiertos, pero en realidad, esa lucidez  está en nuestro Cuerpo Astral, nuestro Cuerpo Físico ya está dormido, aunque superficialmente, pero está dormido.




Cuando queremos aprender Desdoblamiento Astral, nos dedicamos a buscar ese estado especial, pero no contamos con que entonces, ese estado intermedio se hace muy elusivo. La desesperación y las ansias, no son buenos caballos con los que quiera tirar una carreta. Ellos hacen que no logremos discernir si el momento ha llegado. Digo momento, porque los que practicamos Desdoblamiento Astral, esperamos ese momento en que no estamos ni despiertos ni dormidos, en realidad no hay nada fácil más para el Desdoblamiento Astral que esperar eso. Pero ese momento, ese estado especial, es tan sutil que le toma a algunas personas, algunas semanas encontrarlo; para la mayoría, le tomará algunos meses de práctica encontrar ese estado especial. Pero ese estado especial, ocurre todos los días cuando nos vamos a dormir. Cada noche en algún momento, aunque sea por algunos segundos atravesamos ese momento, es solo que no nos damos cuenta, pasamos de estar despiertos a estar dormidos, sin darnos cuenta. En realidad, cava vez que nos vamos a dormir, y cada vez que despertamos y volvemos a dormir, es una oportunidad para estar conscientes en el Astral, pero no ocurre así ¿por qué? La respuesta es sencilla, estamos dormidos. No importa si estamos luchando por la paz, o si estamos ayudando al prójimo, o si estamos practicando cualquier disciplina mental, o espiritual, si no nos damos cuenta del momento en que nuestro Cuerpo Astral sale a soñar a la Quinta Dimensión, estamos dormidos.

El mundo de los sueños existe, está allí, a la distancia de un parpadeo. Pero también ese mundo, está aquí y ahora, frente a nuestros ojos, solo que no lo percibimos. La puerta a ese mundo de "hadas", "duendes", "maestros", "demonios", "vampiros", "ángeles", "santos", "seres de luz", "etc.", son los sueños conscientes, pero un sueño cuando se hace consciente, deja de ser un sueño. En un sueño, uno está consciente cuando, discierne, sabe, que no está en el Mundo Físico, y sabe que se está desenvolviendo con su Cuerpo Astral; además debe tener la capacidad de decidir a voluntad si hacer algo o no. Es como nuestra vida en el Mundo Físico, donde discernimos, y luego decidimos si hacemos algo, o no.

Los seres humanos, si es que desde pequeños no nos han enseñado alguna disciplina mental, o física, vivimos caóticamente, pero también dormimos caóticamente. Damos infinidad de vueltas en la cama, pateamos, damos manotazos, (pregúntenle a su pareja), en fin, dormimos como sea. Esa forma de dormir para un principiante del Desdoblamiento Astral, es muchas veces el principal obstáculo para lograr hallar el estado especial. Aprender a no moverse luego de despertar, y seguir durmiendo en la misma posición, es una técnica que toma en realidad, algunos meses o años en ser dominada, pero cuando lo aprendemos, es una bendición, porque cada vez que despertamos de cualquier sueño en el que no estemos conscientes, será una oportunidad más para salir de nuestro Cuerpo Físico, despiertos. Muchos dirán, por qué insisto en salir del Cuerpo Físico, porque darse cuenta en un sueño, de que uno está en un sueño, es otra forma de estar consciente en el Astral. Insisto en que salir del Cuerpo Físico es mejor, porque es un shock para nuestra Conciencia. Ninguna experiencia nos impactará tanto como cuando abandonemos el Cuerpo Físico. Saber que estamos dejando nuestra parte física dormida en la Tercera Dimensión, y que nosotros, lo que somos en realidad, nos vamos a otra Dimensión, a otro Mundo, es algo que nada en el mundo puede parecérsele.
  
¿Como se aprende a no moverse luego de despertar? Practicando mucho. Comencemos a practicar cuando nos despertamos por las mañanas. Démonos al menos un par de minutos tratado de permanecer en la posición en que despertamos.

Mantener la posición en que nos despertamos, cualquiera sea esta, es no hacer absolutamente nada, no abrir los ojos, no mover ni un dedo, no contraer ningún músculo del cuerpo, en ese estado tratar de estar como dije, un par de minutos.

Con el tiempo se nos hará fácil conservar ese estado y la costumbre hará que cada vez que nos despertemos en el medio dela noche, no nos movamos, y en esa misma posición sigamos durmiendo. Cuando logramos hacer esto, es seguro que en algún momento, cuando estemos tratando de dormir nuevamente, se presenten los síntomas del Viaje Astral (parálisis, flotamiento de alguno de nuestras extremidades, escuchar voces, sentir personas, sentir que flotamos, etc.) Los síntomas son muchos, y en la medida que vayamos practicando llegaremos a conocerlos; no necesariamente experimentaremos todos, cada persona tiene sus síntomas particulares y frecuentes,  así que es tarea de cada quien descubrir cuales le son sus particulares síntomas.

Para que esto funcione, la persona que esté practicando Desdoblamiento Astral, deberá estar realmente comprometida. Esto es, que deberá llevar una disciplina diaria de práctica. Si practicamos, una vez a la semana, luego nos olvidamos,  y luego continuamos muy irregularmente, nada vamos a conseguir. Un médico no se hizo yendo de vez en cuando a clases y haciendo los exámenes cuando le daba la gana, en el Desdoblamiento Astral es lo mismo. Tal vez creemos que nuestra profesión es más importante, y por eso no faltamos a clases y estudiamos para los exámenes. Tener una forma de ganarse la vida en este mundo es importante, pero el Desdoblamiento Astral es importante también. Con una profesión nos ganamos al pan de cada día, con el Desdoblamiento astral nos ganamos el derecho de que cuando nuestro Cuerpo Físico muera, nosotros simplemente lo abandonemos conscientemente, y nos vayamos, le habremos ganado a la muerte.


Ivan Guevara
  
Publicar un comentario
Comparte este Blog Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus
author
Ivan Guevara
Autor del blog Aprendiz de Mago y La Otra Realidad Conversaciones con Elam.