COMO ESTAR PROTEGIDO EN EL ASTRAL


Hay muchos mitos acerca del desdoblamiento o viaje astral. Hay muchas personas que dicen cosas totalmente absurdas y hay mucha gente que les cree.

Las personas que no han experimentado el desdoblamiento astral, no deberían hablar sobre él, porque confunden ya sea interesadamente, desinteresadamente o mal interesadamente a las personas que están buscando ser conscientes en el astral.




Las religiones, todas están en contra del desdoblamiento astral y a ellas les debemos mucho de la desinformación o información totalmente distorsionada acerca del mundo de los sueños.

¿Se necesita realmente estar protegidos en el astral? No. El principal peligro en el astral somos nosotros mismos.
.
¿Qué nos hace peligrosos para nosotros mismos? Nuestra subjetividad. Nuestro auto engaño acerca de quiénes somos y toda la información que nos han, literalmente metido en el cerebro.

Lo que hace peligroso al astral es la forma cómo lo concebimos. Creemos que es una extensión de nuestro mundo físico y vamos allá con toda nuestra parafernalia humana.

La civilización humana por muy real que parezca está llena de contradicciones e irrealidades. La civilización humana está llena de eso que apreciamos tanto, de ideales e ilusiones y allá, al astral vamos con todo eso y con nuestros deseos, ilusiones, dioses, miedos, eso es lo peligroso.

El astral no se rige por las leyes, principios, valores, costumbres, jerarquías,  que hemos creado los humanos. El astral tiene sus propias leyes hechas por sus habitantes.

No es bueno exportar consciente o inconscientemente nuestro sistema de valores al  astral, si lo hacemos nos estaremos auto engañando. Al auto engañarnos, lo único que haremos en realidad  es retrasar nuestro camino hacia la libertad.

Mientras tengamos zonas obscuras en nuestra psicología, habrá peligro en el astral. Mientras sigamos creyendo que el diablo existe, habrá peligro en el astral. Mientras sigamos pensando que luz y sombra son reales, habrá peligro en el astral.

Si uno sale al astral, deportivamente, es decir, que sale por allí, da unas vueltas y no se involucra con nada, estará seguro.

Si uno sale al astral y trata de involucrarse con algo o alguien, entonces allí surgirán los problemas.
Llamar en el astral, siempre da resultado. Invocar en el astral, siempre funciona. Siempre viene alguien, a veces muchos. Somos criaturas extrañas a ese mundo y de pronto nos aparecemos invocando, llamando, y claro se nos acercan.

Si por ese lado surgen los problemas lo principal es saber que nada pueden hacernos en realidad.
No hay ningún ser del astral que pueda tomar nuestro cuerpo físico. No hay ningún ser del astral que pueda des encarnarnos. Si lo hubiera, ya habrían hecho eso hace tiempo. Lo que si hay es, muchos seres que viven de nosotros. Que viven de nuestra inconsciencia y a quienes francamente no les interesa que despertemos realmente.

Les interesa contarnos cuentos y tenernos despiertos a medias. Les interesa que nos creamos todo cuanto nos dicen y que vivamos como ovejas de redil haciendo todo lo que nos dicen que hagamos, hasta el día que muramos.

Me pregunto: ¿Es ese el comportamiento de alguien que quiere que la humanidad despierte? Me pregunto: Los humanos ¿Cómo es que nos tragamos todo eso?

Me pregunto: ¿Por qué cada quien que se desdobla y se encuentra con un “guía”,  este siempre le dice que es el elegido para alguna tarea? Todos los que nos desdoblamos ¿Somos Neo?
   
He visto muchas cosas que no me han gustado en el astral. He visto criaturas al lado de los cuerpos físicos dormidos. Los he visto sorprenderse y cambiar de forma y poner cara inocente cuando los he mirado. He visto cómo juegan con nuestras creencias, sentimientos, emociones, angustias, ilusiones, ideales para tenernos dormidos. He visto como te prometen ser el héroe de tu película con tal que los sigas.

Esos son los peligros reales del astral porque aun no tenemos suficiente conciencia para saber quiénes son, de donde vienen y que quieren.

La única protección en esos casos es despertar más, lograr más conciencia.

No creo que el camino de la trascendencia espiritual sea el camino del servilismo a cualquier tipo de ser supra físico. Eso lo hemos creado los humanos, pero el que esta sociedad funcione así, no significa necesariamente sea verdadero y real.

Mientras tanto, si es que no tenemos mucha experiencia en el astral y algunas cosas nos da miedo y tenemos una emocionalidad no muy equilibrada, hay conjuraciones que se usan,  sirven, funcionan y muchas veces nos sacan de situaciones en que no hay manera de escapar. Es necesario usarlas y mientras no podamos valernos por nosotros mismos, no se puede prescindir de ellas.

Si crees en Cristo, invócalo para que saque de allí, funciona. Si crees en algún santo, eso también funciona.
En la medida que uno vaya conociendo más y más el astral, acompañado esto de una formación, emocional, mental y espiritual adecuadas, es decir, despertando realmente, uno puede ir prescindiendo de las conjuraciones.

Cualquier cosa que se nos aparezca en el astral o en el momento de salir al astral, lo mejor es no temerle. Lo mejor es no hacerle caso, pero si te sujeta y no te deja ir, solo aplica alguna conjuración.

Si la conjuración no funciona, deberás  irte a las manos, pero si lo haces, estate seguro de ti mismo y sin miedo destrózalo. Va a usar muchas tretas para asustarte y someterte, pero recuerda todo está en tu mente.
Si trata de debilitarte robándote energía, tú hazle eso. Si te hace sentir que es muy fuerte, tú hazle saber que eres más fuerte aún, recuerda, todo está en tu mente.

El cielo se toma por asalto, lo dijo SAW. Hay que ser un guerrero para lograrlo, y hay que amar la libertad incondicionalmente. Muchas son las trampas, y muchas las zonas obscuras. El guerrero deberá caminar sobre el filo de la hoja de una espada, como lo dijo también SAW, a ambos lados está el precipicio, y si uno sabe eso solo le queda el camino recto.

ivn
aprendizxdemago@gmail.com





Publicar un comentario
Comparte este Blog Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus
author
Ivan Guevara
Autor del blog Aprendiz de Mago y La Otra Realidad Conversaciones con Elam.