ACABANDO CON LAS PROMESAS

Cuando niños hicimos promesas a nuestro padres y a personajes que tenían autoridad sobre nosotros, estas iban en algún tono parecido a: “prometo que voy a ser un buen estudiante” “Prometo que nunca me voy a  portar mal” “Prometo hacer caso a mi madre” “Prometo ser fiel a Dios” “Prometo ser buen Cristiano” “Prometo no ganar” “Prometo nunca mas pegar a mis compañeros”, etc., esas promesas hechas con un corazón inocente y receptivo, son las que mas profundamente quedan grabadas en el subconsciente. Desde allí actúan invisiblemente y guían toda nuestra vida.




Muchas veces no hemos encontrado con que queremos cambiar y no podemos. Hacemos terapias, nos ponemos una disciplina, vamos al psicoanalista, al psicólogo, nos juramos que haremos tal o cual cosa y no podemos. Desde el fondo de nuestra psicología, órdenes imperativas nos guían despiadadamente. Inevitablemente bajamos la cabeza y actuamos como cuando estábamos frente a las personas que nos hicieron prometer cosas.

Este comportamiento podría ser beneficioso para alguien que ha decidido vivir este mundo sin experimentar el desdoblamiento astral, pero para el que está adentrándose en el infinito, es un obstáculo. El desdoblamiento astral, necesita de mucha energía, energía que gastamos cumpliendo las promesas que hicimos sin siquiera tener el derecho de reflexionar acerca de si era bueno o malo para nosotros. En la escala jerárquica de PADRE – hijo, PROFESOR-estudiante, ABUELO-nieto, DIOS-yo, etc., se nos ha impuesto muchas ideas, memes, que se han quedado allí, esperando el momento oportuno para manifestarse e impedir que la oveja deje el rebaño.

Cuando uno comienza a desdoblarse astralmente, definitivamente se está saliendo del rebaño. Las religiones, escuelas, sectas, grupos místicos, grupos esotéricos, logias, etc., caen; los cristianismos, paganismos, ocultismos, budismos, y todos los …ismos, dejan de tener sentido porque uno se enfrenta a la inmensidad del infinito abstracto.  Ese enfrentamiento, con el tiempo necesitará más y más energía de uno. Las “cantidades” de energía y la “calidad” de esta, se hace cada vez más exigente y el obtenerla dependerá en una parte, de cuan hábiles seremos con el trabajo de terminar con las promesas que hicimos.

El principal obstáculo en esto, viene cuando uno siente que al hacerlo, estará traicionando al padre, a la madre, al profesor, al cura, al pastor, al gurú, al maestro,  a dios, a santa.., o a san…,  etc., pero no olvidemos que la peor traición es traicionarse a uno mismo. Es importante dejar atrás, acabar, terminar, las promesas que hicimos. El que practica desdoblamiento astral debe ir recordando poco a poco todas las promesas que hizo, hacerse consciente de lo que está involucrado en ello y de cuanta energía ha gastado en tantos años cumpliendo esas órdenes. Cuando uno es consciente de todo esto, sencillamente las obligaciones terminan. El guerrero hará todo lo que esté a su alcance para recuperar su energía, si cree que necesita hacer un desagravio lo hará y se retirará tranquilo olvidándose del asunto para siempre.

Cuando hemos terminado con las promesas que nos hicieron hacer la gente que quería seamos como ellos querían que fuéramos, ya sin obligaciones secretas, que hacen que de momento en momento nos estemos traicionando, el camino comenzará a dibujarse claramente. Nuestras decisiones, recién serán nuestras y nuestras vidas comenzarán a tener un sentido real y trascendente.

El guerrero necesita ser libre, las principales cadenas están en su interior, al darse cuenta de esto, sencillamente el guerrero luchará por su libertad y su confrontación con el infinito. Para ese momento, el se prepara, para experimentar el gran shock que significa, entrar a lo inimaginablemente abstracto e inmenso.


aprendizxdexmago@gmail.com

Publicar un comentario
Comparte este Blog Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus
author
Ivan Guevara
Autor del blog Aprendiz de Mago y La Otra Realidad Conversaciones con Elam.