OTRA FORMA DE LIBERARSE DE ENTIDADES MOLESTAS

Muchas de las personas que practican desdoblamiento o viaje astral en algún momento son agredidas por diferentes entidades del astral. Esas entidades que agreden son habitantes ese mundo y los que están en el número uno en la fila son nuestros defectos, entidades energéticas creadas por nosotros mismos. Lo que la civilización humana adjetiva como pecados capitales, son creaciones nuestras, muchas de ellas nos acompañan desde que nacemos y a lo largo de nuestra vida las vamos fortaleciendo con nuestros actos, sentimientos, emociones y pensamientos. Así cada uno de nuestros defectos no son solamente formas de actuar, sentir y pensar que manifestamos en este mundo, si no, que existen en el astral y tienen cuerpo, sentimientos y pensamientos relativamente autónomos, ellos manipulan nuestro cuerpo físico de acuerdo a sus intereses y conveniencias.



Cuando uno se desdobla o viaja astralmente, probablemente los primeros habitantes que encuentre sean los llamados defectos, ellos son muy astutos y hábiles para el engaño, se disfrazan de santos, maestros, Jesús, etc., o pueden asumir formas monstruosas, lascivas, malvadas de acuerdo a nuestra psicología, en fin la forma que asumen es prácticamente infinita. Estas entidades nos atacan con el fin de cerrarnos el conocimiento de ese mundo, con el miedo logran desalentarnos de nuestro propósito de despertar conciencia. Una manera de deshacerse de ellos es vivir la vida en santidad, quiero decir con esto, experimentar el mundo sin motivaciones egóicas. Cuando uno vive así, lo que se conoce como ego, defectos, agregados psicológicos, pecados capitales, etc., pierden fuerza y finalmente desaparecen. No hay que hacer ningún mérito para lograr ser un santo, solo hay que aceptar que la santidad es nuestro estado natural, así solo tenemos que aceptar nuestra santidad y luego vivir a través de ella, eso es todo.

Cuando uno está a punto de salir del cuerpo físico y se ve agredido, o ya estando en el astral es atacado por alguna entidad, lo primero que se debe hacer es no perder la tranquilidad, para eso deberemos trabajar para forjar un carácter prueba de todo. Siempre cuando hablo de este tema me viene a la memoria la filosofía del guerrero explicada muy bien en los libros de Carlos Castaneda. Al tener un carácter a toda prueba y el miedo ha sido desterrado, podemos arremeter contra la entidad de la siguiente manera: Si te tienen sujetado de cualquier parte del cuerpo serenarse y tomar control de la situación con absoluto auto control, no moverse, no luchar, solo concentrarse en que nada malo va a pasar, confiar en nosotros y en ese estado comenzar a canalizar energía de la entidad. Esto se hace respirando lenta y pausadamente e imaginando además que en cada inspiración le sacamos energía a la entidad molesta. Unos momentos haciendo esto y la entidad nos dejará tranquilos porque entre las muchas cosas que hacen ellas, una de ellas es, vampirizarnos energía para seguir existiendo. A ellas no les gusta perder energía así que si uno hace esto sencillamente se van.

Perder el miedo, la angustia, dejar de creer en los mitos del desdoblamiento o viaje astral, en fin, vivir la vida en santidad es lo mejor para ir descubriendo de una forma segura y constructiva el mundo de los sueños, el astral.

Publicar un comentario
Comparte este Blog Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus
author
Ivan Guevara
Autor del blog Aprendiz de Mago y La Otra Realidad Conversaciones con Elam.