CURACION: LA ENFERMEDAD OTRO PUNTO DE VISTA

Vamos a emprender una aventura en el proceso de la curación. Vamos a comenzar a comprender que las enfermedades no son hechos que nos afectan con cierta aleatoriedad, o en el mejor de los casos, que son hechos en los cuales de alguna manera hemos tenido algo que ver como por ejemplo, enfermar de una infección intestinal por no haber tenido cuidado con los alimentos.

La mayoría de nosotros vivimos pensando que en algún momento enfermaremos de algo, luego nos curaremos y seguiremos con vida. Esto es así, pero también es cierto que un día enfermaremos y moriremos sin que nada o muy poco podamos hacer al respecto. El reino humano está plagado de muerte y enfermedad, la verdad es que si no fuera así este mundo no existiría como tal. ¿Nos hemos puesto a pensar cuanto dinero mueven todos los sistemas de salud en el mundo? ¿Cuánta gente quedaría desempleada si las enfermedades desaparecieran? El negocio de la salud con todas sus ramas mueve miles de millones cada año. En otras palabras, a este mundo le conviene que la gente se enferme. Lo mismo ocurre con la muerte ¿Cuántos negocios giran alrededor de este hecho? Igual que el sistema de salud el sistema de funerarias y negocios colaterales mueve también miles de millones de dólares al año. Todo el sistema de creencias de este mundo apunta a eso. Desde niños nos enseñan a creer en la muerte y la enfermedad. Crecemos y el miedo nos hace tomar seguros de vida, de salud, etc. Me pregunto cómo no vamos a enfermar si en nuestra mente está que será así en algún momento. Creemos en la muerte y nos preparamos para ella comprando incluso con años de anticipación nuestro lugar de descanso eterno. Esto es una locura. Es que ¿No nos hemos dado cuenta de que el mundo es solo una idea? Y al ser así, si todos supiéramos y creyéramos con cada célula de nuestro cuerpo que la muerte y la enfermedad no existen ellas simplemente no existirían. Pero a la mayoría no le conviene esto. Y en este momento somos parte de la mayoría. Entonces este sistema de creencias tiene que cambiar. Si queremos vida y salud nuestro sistema de creencias tiene que ser despiadadamente atacado, con la esperanza de que caiga y sea destruido. Esta es la única esperanza de salud hasta donde puedo ver. Muy poco sirve en realidad la medicina preventiva, actividad física, dieta sana, no fumar, no beber, no usar drogas, etc., si seguimos con nuestro viejo sistema de creencias.

Pero de donde viene nuestro sistema de creencias. Viene de una serie de acuerdos sociales que se han tomado a través de la historia con diversos fines, la mayoría de ellos sumamente egoístas, crueles y demenciales. Estos acuerdos solo han beneficiado a la gente que maneja el poder y el capital, aunque en el fondo también ellos han perdido porque igual enferman y mueren sin que ni el poder ni el dinero puedan salvarlos. Este sistema de creencias: quiero decir, la moral, la ética, las reglas, leyes, costumbres, sociales que son aceptadas y cumplidas por nosotros son las responsables de nuestros padecimientos. Entonces: ¿Porque no cuestionamos cada uno de estos conceptos? ¿Por qué no sometemos cada una de las leyes de la sociedad a nuestra comprensión y discernimiento? ¿Por qué seguimos cualquier cosa que la mayoría sigue? ¿Por qué no cuestionamos y vemos si realmente toda esta moral, ética, principios, valores, etc. atentan o favorecen a nuestra salud? Y si son los generadores de muchas de nuestras enfermedades, ¿por que no cortamos con esas costumbres y así asumimos una forma de vivir totalmente distinta? Cuando la humanidad llegó a los acuerdos bajo los cuales vivimos, nosotros no estuvimos presentes para decir acepto o no. Por lo tanto no estamos en la obligación de aceptarlos y mucho menos cumplirlos. No le debemos fidelidad a nada ni a nadie con respecto a estos acuerdos.

Ahora que la información al fin se abre paso a pesar de todos los obstáculos que le pusieron muchos de los mitos están cayendo y caerán más. Las instituciones esotéricas, ocultistas, etc. mantuvieron en secreto cosas que le hubieran hecho mucho bien a la humanidad hace miles de años si hubieran sido divulgadas. Pero no lo hicieron, entre otras cosas por conveniencias personales. En realidad pasa lo siguiente: es que cuando el conocimiento se universaliza, las instituciones pierden el poder y por lo tanto la parte dirigencial pierde también poder y dinero.

Hay muchas cosas que tienen que ser derrumbadas, esto no quiere decir que nos tengamos que ir en contra de las instituciones y de la sociedad. La lucha es interna, la lucha es con nosotros mismos. Lo que debe caer es nuestro sistema de creencias. Básicamente no debe importarnos lo que piensen o hagan los demás. Hay que derrumbar este sistema de creencias dentro de nosotros y buscar el conocimiento que está ahora disponible para todo el mundo. Esa es la única esperanza que queda.

aprendizxdexmago@gmail.com
Publicar un comentario
Comparte este Blog Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus
author
Ivan Guevara
Autor del blog Aprendiz de Mago y La Otra Realidad Conversaciones con Elam.